|  

Edición
Impresa

26 de octubre

26 de octubre

Celebran las Morismas en honor a la Virgen del Rosario en Guadalupe

Alrededor de 800 personas participan en la celebración.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
En la festividad participan familias de varias generaciones. | Fotos: Carlos Montoya.

GUADALUPE.- Cada año se celebran las Morismas en honor a la Virgen del Rosario que se realizan en el Campo de los Moros de la colonia Bellavista durante la primera semana de octubre.

Como ya es una tradición centenaria, las Morismas en honor a la Nuestra Señora del Rosario vuelven se realizarse ahora en el municipio de Guadalupe.

Para celebrar estas festividades, participan cerca de 800 personas, las cuales participan cada año y algunas de ellas suelen ser familia o amigos.

Son los días 5, 6 y 7 de octubre que desde hace 121 años se realiza este festejo, aunque cabe señalar que en junio también hay Morismas pero en honor a San Juan Bautista.

Las corridas de caballería

Entre las actividades que se realizan y uno de los números que más llaman la atención son las famosas corridas de caballería.

Lo anterior por su simbólico significado, ya que en ellas intervienen decenas de jinetes que dan varias vueltas al campo para después saludar a la Virgen que se alza en medio del castillo.

De acuerdo a los organizadores, que cada año entregan todo su esfuerzo para dar buenos resultados, las caballerías son las favoritas entre el público.

Más que nada porque son una forma de entretenimiento para los soldados en batalla cuando se encuentran en su descanso.

Ya que es una manera de poder brindarles un espectáculo que los aleje, aunque sea un poco, de la guerra que están representando.

Las morismas también significan para muchas personas creyentes un acto de fe, pues hay quienes incluso llegan de rodillas hasta los pies de la virgen con tal de cumplir una manda.

Estas actividades llaman mucho la atención por ser tan coloridas, ya que pueden observarse desde cualquier ángulo.

Además que el ruido de los cañones y rifles cargados de pólvora no pueden pasar desapercibidos entre la población.

Es una tradición de hace 121 años

Entre los recuerdos más significativos que quedan entre las personas durante este evento es la participación de varias generaciones de familias.

En el lugar hay abuelos que llevan a sus nietos y padres de familia que son parte de alguna de las bandas de guerra que llevan la música al escenario, así como mujeres de todas las edades.

Se trata de una tradición que lejos de desaparecer se arraiga entre los participantes y devotos a la Virgen del Rosario.

Y como la comida no puede faltar, los puestos de alimentos abundan alrededor del campo para aquellos que quieran darse un antojo.

Son familias las que instalan mesas donde venden artículos relacionados a la festividad, ya sea de utilidad o para el recuerdo.

Así que si anda cerca de la zona centro de Guadalupe no dude en hacer acto de presencia en estas fechas, ya que es una tradición muy representativa del municipio.

Don`t copy text!