Inteligencia VS Bola de cristal

La incertidumbre se ha convertido en un elemento recurrente en los escenarios económicos, políticos, científicos, tecnológicos y sociales, que difícilmente desaparecerá en el corto plazo del tiempo, y sobre el cual, hay que trabajar de manera inteligente si se quiere ser un agente dinámico y eficiente.   Para dar respuesta a esta situación, instituciones públicas, … Leer más

José Ricardo López-Robles.

La incertidumbre se ha convertido en un elemento recurrente en los escenarios económicos, políticos, científicos, tecnológicos y sociales, que difícilmente desaparecerá en el corto plazo del tiempo, y sobre el cual, hay que trabajar de manera inteligente si se quiere ser un agente dinámico y eficiente.

 

Para dar respuesta a esta situación, instituciones públicas, empresas, universidades, centros de investigaciones y agentes sociales han encontrado en la Inteligencia Estratégica un modelo que va más allá de la tradicional bola de cristal basada en horizontes sexenales brumosos.

 

En esta línea, la Inteligencia Estratégica busca promover la utilización sistemática de los datos e información existentes en torno a una temática para extraer el conocimiento que permita la definición de escenarios plausibles de futuro, disipando la niebla que bloquea la confección de estrategias coherentes de largo recorrido y la toma de decisiones eficientes.

 

Para ello, es necesario seleccionar las fuentes adecuadas y el correcto análisis de datos e información, asegurando la extracción del valor que existe en estos recursos al mismo tiempo que se convierten en elementos manejables que pueden ser difundidos y diseminados en favor del entorno y todos los agentes que participan en este.

 

Sin embargo, la formación y capacidad de muchos agentes para utilizar la Inteligencia, en cualquiera de sus modalidades, suele ser limitada, resultado de la falta de conocimiento de los principales modelos y su aplicación, aspectos que se pasan a segundo plano, regresándoles a la vieja bola de cristal, que nunca suele acertar.

 

Para una región como Zacatecas debe ser una prioridad implementar a todos los niveles modelos de Inteligencia que faciliten la captación de los recursos necesarios para resolver la incertidumbre, vincular las acciones de los agentes, pero sobre todo establecer las hojas de ruta necesarias para su desarrollo sostenible y próspero en el tiempo.

 

Finalmente, desde Inteligencia y Estrategia seguiremos apoyando a los agentes locales, impulsando el talento zacatecano y aplicando inteligencia y estrategia en favor de Zacatecas. Hasta la próxima entrega y nos vemos en las redes sociales en @rlopezrobles.