|  

El tiempo - Tutiempo.net

Rosa y su incansable lucha por la cultura Náhuatl

Rosa y su incansable lucha por la cultura Náhuatl

Avatar

   |  14 octubre, 2019

Foto:David Castañeda

ZACATECAS.- Rosa de la Cruz Cruz es una mujer originaria del estado de Veracruz perteneciente a las últimas generaciones de la cultura Náhuatl de su región, actualmente trabaja en un proyecto académico para dejar precedentes de su cultura y sus raíces.

Rosa es originaria de un lugar llamado El Sitio perteneciente al municipio de Chicontepec, Veracruz, un lugar muy alejado que le enseñó desde pequeña el valor del trabajo, sacrificio y el estudio.

Advertisements

Ella narra que su primaria la cursó en su poblado, y después tuvo que comenzar su peregrinar para concluir sus estudios.
Recordó que para la secundaria tuvo que entrar a una que estaba en otra comunidad, ya que en su natal El Sitio, solo había primaria.

Advertisements
Foto:David Castañeda

La situación fue un poco más difícil para el bachillerato, ya que de nueva cuenta tuvo que inscribirse en la de un lugar que quedaba a una hora de distancia caminando desde su casa y ésta era la única opción para poder llegar, sin importar las grandes dificultades logró concluir sus estudios a nivel medio superior, pero su meta era convertirse en una profesionista.

Ante este sueño, sus hermanos mayores, quienes ya habían emigrado para también estudiar y realizarse profesionalmente, se reencontraron con ella y el destino los llevó a la ciudad de Guadalajara.

Esta etapa la puso muy nerviosa debido a que el nivel de educación de bachillerato en la ciudad de Guadalajara estaba muy por encima de la educación que recibió, principalmente en lo tecnológico, recordó, por lo que decidió ponerse al día y estudió computación para estar lista y continuar ahora sí con su carrera profesional.

Sin embargo, y a punto de ingresar a la escuela en Guadalajara, sus compañeros de bachillerato la invitaron a Zacatecas platicándole de los bajos costos que había en la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), y de las posibilidades de becas.

Foto:David Castañeda

Su mamá, principalmente, era una de las personas que no estaba convencida con esta idea de que Rosa viajara y viviera sola en otra ciudad; sin embargo, ella hizo los trámites para inscribirse y con el apoyo de sus compañeros de bachillerato logró quedar inscrita en la licenciatura en Contaduría y Administración.

Ya con un pie dentro de la UAZ, decidió venir a la capital con sus pocas cosas para comenzar su nueva etapa como universitaria. Fue en ese momento, y no fue hasta encontrarse en la central camionera que le aviso a su mamá de sus nuevos planes de vida y ella terminó brindándole su apoyo incondicional.

Vivió con sus compañeros varios meses, pero debido a la falta de ingresos o un trabajo decidió solicitar la beca de hospedaje y después de batallar finalmente la consiguió y a decir de ella se sintió mucho más tranquila, al poco tiempo obtuvo otro tipo de beca.

Acabó su carrera en el 2016 y al concluir su licenciatura, cada que tenía tiempo, viajaba a su pueblo natal a visitar a su mamá.
Después de esta etapa, Rosa fue invitada por un compañero a un proyecto de aprendizaje de la escritura y cultura Náhuatl en Zacatecas y, aunque ella domina esta lengua de forma hablada a la perfección, dijo que escribirla es otra cosa y gracias a esta invitación descubrió que su verdadera vocación era dedicarse de lleno a enseñar la lengua y cultura Náhuatl.

Rápidamente se especializó en el tema y se enamoró más de la cultura e historia de sus raíces que como licenciada en Contaduría y Administración.

Se dedicó de lleno a este proyecto en el cual daba clases en línea y en ocasiones presenciales, y para poder seguir creciendo y desarrollar sus planes acerca de hacer un estudio muy amplio y completo de sus raíces, actualmente cursa una maestría en Humanidades en donde realizará una tesis al respecto.

Foto:David Castañeda

Actualmente se encuentra desarrollando un trabajo de investigación para su maestría acerca de la pérdida de identidad de la cultura Náhuatl, y como ejemplo habla sobre los jóvenes de la nuevas generaciones quienes ya no usan los trajes típicos y cada vez usan menos la lengua Náhuatl.

Con este trabajo buscará que la gente, tanto Náhuatl como la población en general, conozca la riqueza que tiene esta cultura, una de las más importantes a nivel nacional.

Uno de sus grandes planes es lograr que su trabajo de tesis de maestría pueda ser escrito y publicado en Náhuatl, su objetivo es no dejar que la lengua muera; además, quiere dejar un legado a su hija, quien ha dicho sus primeras palabras en su lengua natal.

Comentarios

 NOTICIAS RELACIONADAS