|  

Edición
Impresa

27 de octubre

27 de octubre

La magia de los nudos

FRASE DEL DÍA: Nuestra cabeza es redonda para permitir al pensamiento cambiar de dirección
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
DUMBAR-EL-CURANDERO
Confía en la magia de Dumbar el Curandero.

Cuando no quieras que se te olvide algo, haces un nudo en una cuerda y lo metes en tu bolsillo, jamás lo olvidarás.

Cuando pierdes algo, haces un nudo en cada extremo de una cuerda o tela; es decir, dos nudos. Aquello que despareció vendrá a tu mente y darás con ello enseguida.

Si quieres que otras personas se percaten de tu verdadero atractivo personal, haz tres nudos en una cuerda o en una cadena finita, y llévala colgada en tu cuello. Una luz especial te iluminará.

Si antes de presentarte a un examen haces cuatro nudos en una cuerda, poniendo en ellos la intención de aprobar; tu memoria durante la prueba se activará, los nervios se apaciguaran, la comprensión mejorará y los resultados tendrán mayores posibilidades de ser más que satisfactorios.

Si antes de ir a un lugar con mal ambiente, haces cinco nudos en una cuerda, y la atas en tu muñeca, las malas energías no te afectarán y estarás protegido ante ellas.

Si quieres quedar embarazada, un lunes de Luna Creciente ata a tu cintura una cuerda con seis nudos hechos por ti y tu pareja, y dejen volar la pasión.

No olvides que, después de finalizar los rituales, los nudos deben deshacerse. / Foto: Cortesía

Si deseas que tu negocio sea próspero y exitoso, a lo largo de una semana ata en una cuerda un nudo por día. Esa cuerda la debes colgar en la puerta de entrada.

Mantendrás en cada nudo la bendición de la Luna, Marte, Mercurio, Júpiter, Venus, Saturno y el Sol.

Si quieres proteger un ritual, haz ocho nudos en una cuerda larga, y crea con ella un círculo de protección, en el que poder introducirte y realizar magia con total tranquilidad.

Si quieres proteger tu casa de los ladrones, haz nueve nudos en una cuerda, y hazla colgar en tu ventana o puerta principal. No se fijarán en tu hogar, y evitarás ser víctima de su maldad.

No olvides que, después de finalizar los rituales, los nudos deben deshacerse y liberar así esa energía.

Cuando se trata de nudos-amuletos, pueden permanecer atados durante un mes, pero se aconseja liberarlos pasado ese tiempo. De ser necesario, podrían volver a realizarse en una cuerda distinta.

Don`t copy text!