|  

Edición
Impresa

25 de octubre

25 de octubre

Envía el mal de vuelta a su dueño con un espejo

FRASE DEL DÍA: Demuestra tu inteligencia ignorando a quien no vale la pena.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
DUMBAR-EL-CURANDERO
Confía en la magia de Dumbar el Curandero.

Si sientes que alguien está dirigiendo el mal hacia ti, ya sean personas conocidas o desconocidas, este hechizo puede serte útil, incluso si no tienes certeza de quién está tratando de hacerte daño.

Consigue un espejo pequeño y redondo que no utilices en tu vida cotidiana, apóyalo contra una pared o sobre un soporte para que el espejo esté paralelo a la pared. Frente a él, coloca una vela negra y asegúrate de que la vela se refleja en el espejo.

Ahora, consigue una gran vela blanca y colócala lejos del espejo (preferiblemente donde no se refleje) y enciéndela. Esto se hace para asegurarte de que la vela negra no atraiga ninguna fuerza malvada hacia ti.

Ahora, de pie ante el espejo y la vela negra, enciende un fósforo y a medida que enciendes la vela comienza a cantar:

“Color negro, color negro,
Envía el mal de vuelta a su dueño.”

Repite este canto mientras observas la vela por unos momentos y luego sal de la habitación.

Después de una hora apaga la llama de la vela (sin usar tus dedos ni soplar – utiliza una cuchara o algo similar) y guarda el espejo y la vela.

Luego apaga la llama de la vela blanca y colócala fuera de tu vista también. Repite el hechizo por siete noches y hasta que sientas que el mal ha desaparecido.

Este hechizo envía cualquier fuerza maligna que pueda ser dirigida hacia ti de regreso a los remitentes originales. Es sólo una medida defensiva.

Don`t copy text!