|  

Edición
Impresa

04 de diciembre

Imagen Zacatecas edición del 04 de diciembre de 2021

Con… Ciencia La música

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

La naturaleza siempre ha acompañado en su trayecto evolutivo a la especie humana, proporcionándole elementos de motivación que propiciaron el surgimiento de nuevas ideas y el desarrollo del razonamiento.

Cuando mujeres y hombres de la prehistoria tuvieron curiosidad y pusieron atención para escuchar los sonidos emitidos por los animales (principalmente de las aves), el ruido de las gotas de lluvia y los relámpagos, el sonido de los cauces de un río, el eco, la caída de agua en cascadas y su propia voz; así ocurrió que el razonamiento humano buscó la manera de imitar y reproducir todos esos sonidos. De esa manera surgieron las primeras ideas del pensamiento musical y desde entonces la fascinante y maravillosa relación entre el ser humano y la música.

Durante la prehistoria, los sonidos musicales se usaron para acompañar eventos importantes como la cacería, las guerras, los funerales y las fiestas en donde se danzaba con alguna especie de canto alrededor del fuego hasta el agotamiento. El pensamiento prehistórico evidenció la separación entre la vida y la muerte; danza y canto eran símbolos de vida, en tanto que quietud y silencio significaban muerte.

Antes de que los habitantes de la Prehistoria tuvieran el acierto de fabricar instrumentos musicales, ya existía la música expresada mediante cantos, aplausos y el golpe entre objetos. Con materiales de fácil alcance como piedras, madera y huesos de animales; se puede suponer que se experimentó la producción de sonidos golpeándolos entre sí, convirtiéndose así en los instrumentos más antiguos de percusión y por consecuencia en los primeros sonidos musicales.

Las propiedades acústicas de las cuevas también tuvieron un papel fundamental durante los primeros intentos para emitir sonidos, seguramente esa característica se utilizó durante rituales místicos; algunas estalactitas vibran y emiten sonidos cuando se les golpea con otro objeto. En la cueva de Nerja (Málaga España) se pueden detectar huellas de que esta acción se realizó durante la Prehistoria en algunas estalactitas; hoy día en esta cueva se realizan varios conciertos musicales aprovechando las propiedades acústicas de ese lugar que estuvo habitado durante la Prehistoria.

Don`t copy text!