|  

Edición
Impresa

17 de octubre

17 de octubre

Vidal le ofrece unos ricos elotes preparados en Fresnillo

FRESNILLO.- Parecía que en la vida no estaba yéndole bien, pero un día Vidal Martínez Zavala se dedicó a vender ricos elotes preparados a las brasas, en vasito y tradicionales, para salir adelante en la vida y en su negocio.

De eso ya han pasado unos 10 años y así es como desde entonces se ha ganado el sustento de su familia, cuando antes no encontraba otra  fuente de trabajo.

Desde que  decidió ser un emprendedor, pues en lugar de trabajar para otros, buscó sus propias oportunidades, es así que Vidal trabaja todo el año sin falta.

Pues diario lo verá vendiendo sus deliciosos elotes, que son  traídos de Río Florido, a dónde acude cada ciertos días para surtirse, según las ventas que tenga.

Vidal detalló que su trabajo empieza desde temprano, a eso de las  8 de la mañana, tiempo en que siempre se pone a preparar los elotes que va a vender a lo largo de su día, es así que tiene todo listo para su puesto.

Si bien los elotes son muy populares y mucha gente los vende, haciendo que haya mucha competencia, Vidal dice que se vende bien, y que siempre hay muchos clientes: “las ventas salen para todos”.

Por si lo busca, diariamente él coloca su puesto desde el mediodía en la lateral ubicada entre Prolongación Sonora y Hombres Ilustres, donde atiende clientes de distintos puntos.

Así  quienes buscan comer algo rico en las tardes, luego de trabajar o mientras están paseando por las calles, tienen una opción tradicional y muy sabrosa.

Su puesto lo pone desde el mediodía la lateral  ubicada entre prolongación Sonora y Hombres Ilustres. | Foto: Ángel Martínez.

Como no darse un gustito

Tal como cuenta Vidal, su trabajo termina a las meras 8 de la noche, haciendo que su jornada a veces sea muy larga, y es que él mismo reconoció que con la pandemia las ventas no han sido las mejores.

Y es que con eso de que ya no sale tanta gente y no hay tantos niños o estudiantes saliendo a las calles, ya no hay tanta clientela disponible.

“Estamos trabajando y tenemos tiempo en esto, por eso  ya le sabemos y ya solo esperamos la clientela que se arrime un poco más, se les atiende cómo debe de ser y con gusto”, añadió.

Por eso a día de hoy, Vidal sigue saliendo y con todo el entusiasmo recibe a sus clientes para darles el mejor servicio, dando la variedad que a la gente le gusta, es decir con unos elotes crudos, asados y cocidos.

De esta manera si alguien quiere un elote tradicional en su palito se lo puede llevar, o si no también se lo puede comer a las brasas con un único y sabor a tatemado que es muy popular en algunas regiones.

Sin embargo, el favorito de muchos es sin duda el elote en vasito, que según Vidal, es uno de los más pedidos en su negocio y el que nunca debe faltarle.

Cómo no va a antojar esta delicia, ya sabe el típico vaso lleno de sus sabrosos y tiernos granos de maíz en un poco de su caldo con mayonesa o crema, queso rallado, su chile en polvo y el jugo de limón.

Siempre recibe a sus clientes con entusiasmo para darles el mejor servicio. | Foto: Ángel Martínez.

Pese al Covid sale adelante

Tristemente, la pandemia del Covid-19 sigue y aunque ya hay más gente en la calle, ningún negocio no se ha recobrado mágicamente de su rezago,  don Vidal dijo que de momento no  hay buena temporada, si no que los clientes van de poco en poquito.

A pesar de todo, él no desiste y siempre  trata de aprovechar cada día para sacar algo de ingresos para seguir adelante, manteniendo a flote su hogar, aunque aceptó que la situación no es sencilla.

A pesar del Covid 19 él no desiste y  siempre  trata de aprovechar cada día para sacar algo de ingresos. | Foto: Ángel Martínez.

 

Don`t copy text!