|  

Edición
Impresa

27 de octubre

27 de octubre

Pa’ matarse el hambre, las gorditas de Martha en Fresnillo

Martha tiene ya casi 16 años haciendo unas ricas gorditas que han llenado la panza y los corazones de sus comensales más fieles.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Martha atiende con pasión y mucho gusto a sus comensales. / Foto: Ángel Martínez

FRESNILLO.- Martha tiene ya casi 16 años haciendo unas ricas gorditas que han llenado la panza y los corazones de sus comensales más fieles, quienes la siguen generación tras generación.

A lo largo de tantos años, Martha Cervantes López se ha dedicado a la venta de gorditas, y por si no la conocía, a ella la puede hallar trabajando siempre en su puesto.

Desde temprano hasta que se acaba lo que se vende, Martha atiende con pasión y mucho gusto a sus comensales.

Esto porque a doña Martha le gusta cocinar, pues nada le llena más que ver cómo otras personas prueben sus alimentos y se rechupan los dedos con su sazón.

 

Antes se dedicaba a la joyería

Pero no toda su vida doña Martha se dedicó a comerciar sus gorditas, años antes, ella se dedicaba a la venta de joyería de oro, pero eso no le llenaba y solo se preocupaba de más.

El caso es que después decidió dedicarse a la venta de   comida, donde no existen complicaciones por pagos pendientes, como le pasaba con la joyería.

Si lo que quiere es darse un buen atracón con unas ricas gorditas, puede visitarla a Martha en su puesto desde las 9 de la mañana de lunes hasta el sábado, porque los domingos descansa.

Todas sus jornadas terminan a las 5 de la tarde, pero su trabajo no termina ahí, pues, debe preparar los guisos que va a ofrecerle a sus clientes, por eso, durante la tarde noche cocina sus alimentos.

Esto para que sus clientes degusten su comida lo más fresca posible y no andarles dando guisos congelados con sabor a refrigerador. Por lo que un buen sabor está bien garantizado.

Martha dijo que en su trabajo los clientes son bien agradecidos y que tiene    clientes de distintos puntos del municipio, que siempre van a buscarla.

Lo anterior debido a que su puesto está muy bien instalado en Paseo del Mineral, cerca de la Huicot, donde gente de muchas partes del municipio puede pasar, de cuando en cuando.

 

Además de gorditas, vende burros

Pero doña Martha no solo oferta gorditas, si quiere burritos también le podrán vender algunos de diversos guisos que ella misma prepara.

Tal como cuenta Martha,  las gorditas y los burros más solicitados son los de chicharrón prensado y los de mole.

También mencionó que las gorditas que vende las hace ella misma y que la cantidad que elabora diariamente  varía según las ventas que se den en esas horas.

Esto porque algunos días vende más que otros y dependiendo de cómo se vean los días se va midiendo para que no le sobren muchas y que tampoco le falten.

Martha recordó que en estos tiempos las cosas han sido difíciles, pues las ventas por la pandemia del coronavirus, bajaron un 60% y espera que  existan mejores ventas  en octubre, noviembre y diciembre.

Así que ya sabe, si usted tiene hambre, quiere comer algo rico y que le quede cerca de la Huicot, la mejor opción la tiene con Martha y sus deliciosas gorditas.

Don`t copy text!