|  

Los hotcakes de Juan Carlos, un sabor de 35 años de tradición en Fresnillo

Aunque por muchos años trabajó de feria en feria, hoy lo encuentra en el Jardín Madero.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Al día de hoy, vende sus hotcakes desde las 6:00 de la tarde hasta las 11:00 de la noche / Texto y foto: Ángel Martínez

 

FRESNILLO. – No se pierda unos ricos hotcakes recién hechos o unas ricas palomitas si tiene el antojo y anda por el Jardín Madero puede darse una vuelta al negocio de Juan Carlos.

Juan Carlos Vergara Martínez, desde hace 35 años se ha dedicado a vender sus hotcakes y  palomitas para gusto de chicos y grandes.

En el Centro de Fresnillo lo puede hallar al día de hoy, aunque antes los vendía en las ferias, pero luego de muchos años, decidió poner su puesto justo en el Jardín Madero.

Al día de hoy, Juan se acuerda mucho de cómo en las ferias instalaba unos juegos de canicas y que, poco a poco, combinaba con la venta de hotcakes.

De tanto que se los pedían, al final decidió dedicarse de lleno a la preparación de los hotcakes y luego de tantos años, don Juan sigue en este dulce oficio, porque se ha ganado el gusto de la gente.

Si le agrada la idea de endulzarse el día puede visitar a Juan desde 6 de la mañana hasta las 11 de la noche en el Jardín Madero, donde instala su puesto, listo para atender a sus clientes conforme vayan llegado.

 

Su mermelada estrella es la de guayaba, la que es la favorita de los fresnillenses. / Foto: Ángel Martínez

Un sabor especial

Los hotcakes de Juan Carlos son muy pedidos y gustan tanto por las mermeladas que lleva, la más gustada entre sus comensales es, sin duda, la de guayaba, la cual combina con leche lechera.

Con tantos años en este negocio, don Juan Carlos ha conseguido formar una gran familia, que colabora en su negocio, tanto a sus hijos como a sus nietos les ha enseñado este oficio y si visita su puesto los verá trabajando tanto en la plancha como en la caja, haciendo las ventas.

Como todos los negocios, la contingencia por la pandemia del Covid 19 ha supuesto un gran obstáculo en su estilo de vida, pues debido a las medidas sanitarias, durante varios días se vio obligado a cerrar su negocio, el cual es su principal sustento.

A día de hoy, Juan ha vuelto a trabajar y con todas las ganas de seguir adelante, codo a codo con su familia.

Entre muchas cosas,  don Juan Carlos dijo sentirse muy orgulloso de su trabajo, sobre todo, sentirse muy satisfecho de poder ser su propio jefe y poder sacar a sus hijos adelante con este proyecto que tanto le ha dado y con el que ha conseguido todo lo que tienen.

Juan tiene más de 35 años haciendo estas delicias. / Foto: Ángel Martínez

 

Sobrevivió a la pandemia

Don Juan Carlos, reconoció que todo este panorama ha sido muy complicado, pues a causa de la pandemia, sus ventas bajaron hasta un 80%, pero a pesar de eso, él se mantiene en el oficio, asegurando que lo realiza con gusto.

Otra de las situaciones que enfrentan en su puesto son las inclemencias del tiempo, como el  frío o las corrientes de aire.

Pero eso jamás lo ha hecho dejar su trabajo, pues mientras haya alguien que quiera cenar unos ricos hotcakes, don Juna Carlos va a estar ahí para hacer feliz el paladar de los fresnillenses con su mermelada de guayaba con lechera en un hotcake.

Toda la familia de Juan está involucrada en el negocio. / Foto: Ángel Martínez

Don`t copy text!