|  

Edición
Impresa

26 de octubre

26 de octubre

También es historia

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Carlos López Gámez.

Hay una interminable serie de mini crónicas que relatan infinidad de sucesos registrados hace años y que por la ausencia de mayor evidencia, se quedan en el tiempo como pequeñas narraciones que contadas personas conocen o que de manera circunstancial tuvieron conocimiento de tales hechos insólitos, para unos; sin embargo, no dejan de ser  partículas de la historia del Fresnillo.

He aquí algunas referencias de tales sucesos.

La Secretaria de la Presidencia Municipal se dirige al gerente general de la The Fresnillo Company, cuyo texto dice: Esta Presidencia Municipal de mi cargo, en acuerdo de hoy, y obsequiando sus atentas notas de  fechas 11 de junio y 2 de noviembre actual, tiene a bien conceder a Ud., por medio del presente el permiso necesario para la instalación de la caldera con que desea adicionar las que ya operan en la Planta Eléctrica de su negociación. Lo que comunico a usted para su conocimiento y demás fines. Atentamente. Sufragio Efectivo No Reelección, el Presidente Municipal Pánfilo Natera Jr. El Secretario Manuel Galaviz. La misiva está fechada el 5 de noviembre de 1942.

La respuesta está fechada el 7 de noviembre del mismo año, textualmente cita: Acusamos  recibo de su atento oficio número 2416, del 5 de los corrientes, por el que se nos concede el permiso que solicitamos para la instalación de la caldera que se adicionó a las ya en operación en nuestra planta de calderas. Agradecemos su atención y protestamos las seguridades de nuestra consideración. Lo firma el gerente general de la empresa minera.

En la misma carpeta aparece la certificación.

J. Williams, Superintendente de Fuerza Motriz de la negociación The Fresnillo Company CERTIFICA, que en la planta eléctrica a su cargo, en el Departamento de Calderas, se instaló la caldera acuotubular (hogar íntegro) marca Babecock And Wilcox, diseño F25A J13-54, marcada con el número oficial 1986 dado por la Inspección de Calderas de la Sria. Del Trabajo y Previsión Social, que fueron instalados también el sobrecalentador de vapor, calentador de aire y demás accesorios correspondientes para su funcionamiento; que la planta eléctrica mencionada suministra la energía necesaria para sus minas, plantas de beneficio, talleres y demás departamentos anexos; que con fecha 2 de julio de 1942 se hizo la prueba hidrostática de la nueva caldera, objeto de este certificado; se probó con carga el 19 de octubre siguiente y el 3 de noviembre del propio año inició su operación normal; que la relacionada caldera y sus accesorios se importaron al país al amparo de los pedimentos números 1526, 1565, 2239, 2611, 2809 y 6227, previa autorización concedida por la Dirección General de Aduanas.

Y para los usos legales correspondientes se expide el presente en la ciudad de Fresnillo, Zac., a tres de junio de 1943.

Sobre el particular también la Presidencia Municipal expide su certificación que textualmente cita: Que la firma que autoriza el anterior documento es del señor F. J. Williams, Superintendente de Fuerza Motriz de la Negociación Minera The Fresnillo Company que opera en este lugar; que la caldera y sus accesorios fueron instalados en la Planta Eléctrica que se menciona y que esta autoridad concedió el permiso correspondiente, según oficio número 2416 de fecha 5 de noviembre de 1942. Y, para los fines legales correspondientes, se expide el presente en la ciudad de Fresnillo, Zac., a los tres días del mes de junio de mil novecientos cuarenta y tres. Al final aparecen las firmas del presidente Municipal Esteban Solís y del Secretario.

Con relación a los nombres del alcalde y secretario, como usted lo habrá notado, no corresponden a los que firman el permiso el año anterior.

La respuesta es que Pánfilo Natera Jr., alcalde electo para el ejercicio 42-43, en el primer año solicitó licencia para participar en la contienda para diputado local. En su lugar se designa a Esteban Solís Moreno como alcalde interino.

Este tipo de referencias con el tiempo se pierden al desaparecer los archivos tanto de la empresa minera como de la autoridad municipal. Sin embargo quienes conformamos tanto la AFEHYAC, desde luego el Centro de Investigaciones Históricas de Fresnillo y el Club Amigos de Fresnillo, dando seguimiento puntual a sus  investigaciones han logrado rescatar algunos documentos que nos narran una diversidad de sucesos ocurridos en esta ciudad y que por lo general nadie salvo pocas personas saben de ellos.

Los compartimos con usted porque consideramos, de acuerdo a nuestra particular percepción que, indudablemente son partículas de nuestra historia. Relatan cómo se llevaban a cabo las labores de gestoría, desde luego los escritos que relatan de la manera de mantener comunicación entre empresa y autoridades.

Ahora es diferente. Como que se ha perdido la comunicación, gestoría y atención.

Don`t copy text!