|  

Destacado periodista y escritor fresnillense

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Carlos López Gámez.

Don Augusto Isunza Escoto, primer cronista oficial de este municipio (QEPD), registraba en sus apuntes todo aquello que se relacionaría con la comunidad fresnillense, en este caso de sus ciudadanos ejemplares.

En vida nos hizo entrega de un enlistado donde aparecían los nombres de algunos personajes cuyo legado siempre le preocupó al cronista en caso de que se perdiera y llegara a desaparecer como ha ocurrido en el transcurrir de los años, no se diga la microhistoria en general. Él tan solo nos pedía que los diéramos a conocer en nuestros artículos periodísticos.

Independiente a los orígenes y desarrollo del mineral fresnillense, las personas en cada época siempre preocupaban al cronista y sobre todo buscaba que se supiera de ellos en la comunidad.

Uno de ellos es Severo Cosío Paniagua, de quien tan solo sabemos que nació en Fresnillo en 1813. La mayor parte de su existencia la pasa en el antiguo Burgo de San Cosme (Villa de Cos). Destaca como periodista y escritor. Incursiona también en la política llegando a desempeñar importantes cargos.

Sus publicaciones más conocidas se desprendían de sus poesías y artículos escritos para los periódicos de la época, cuyo contenido se fundamentaba en sus ideales liberales, lo cual provocaba la ira de los santanistas que le perseguían por todos lados. Era miembro de los diversos círculos literarios e intelectuales.

Desde temprana edad formó parte del grupo progresista de García Salinas. Cuando este fue derrotado junto con sus milicias por Antonio López de Santa Ana, obliga a Cosío a establecerse en Villa de Cos. Al reintegrarse a la actividad política es parte de la Asamblea en la capital del Estado.

En el año de 1855 Victoriano Zamora le llama a colaborar con él como secretario de Gobierno y redactor del Periódico Oficial.

Al marchar el gobernador González Ortega buscaba defender a la Patria contra la intervención francesa, el 25 de enero de 1862 el Congreso le nombra gobernador interino por el tiempo de la ausencia del titular.

En los primeros días de su mandato inauguró el Asilo de La Bufa, emprendió mejoras en las instalaciones del Hospital de San Juan de Dios, entre otras cosas.

Severo Cosío presenta su renuncia ante el Congreso pero no la acepta, en cambio recibe votos de confianza para continuar con su gestión.

En octubre de 1862 dispuso la adaptación de un local en el Instituto Literario y adquiere un telescopio para el Observatorio Meteorológico que proyectaba instalar.

Severo Cosío como gobernador interino independiente a su función a nivel estatal, destina el tiempo necesario para atender lo que se relaciona con el conflicto bélico que tenía como escenario tierras mexicanas por la invasión francesa.

En sus memorias se hace mención al establecimiento de la Escuela de Adultos y determina el traslado del Asilo de la Bufa al ex convento de Guadalupe. El día 6 de julio hace entrega del Gobierno al general González Ortega.

Más adelante se desempeña en diferentes puestos públicos, ocupando la gubernatura del estado como mandatario interino en 1868. Al término regresa a Villa de Cos.

Severo Cosío Paniagua murió el 22 de septiembre de 1873 en la ciudad de Zacatecas y se le sepulta en el Panteón del Refugio.

Las escuetas referencias del periodista y escritor fresnillense se recuperaron hasta hace unos años y se difundieron por el profesor e historiador Emilio Rodríguez Flores en un libro editado en los setentas.

Nuestro personaje de este día, lamentablemente no se le conoce en su tierra, como de hecho ha estado ocurriendo con otros más. Ellos han sido condenados al olvido principalmente por los escritores oficialistas.

Desde que se fundó la Asociación Fresnillense de Estudios Históricos y Actividades Culturales, enseguida el Centro de Investigaciones Históricas de Fresnillo, A. C., el Club Social y Cultural Fresnillo y el Club Amigos de Fresnillo, se ha estado rescatando todo aquello que hable de los ciudadanos ejemplares e integrarlos a la relación de personajes ilustres de esta tierra.

Para ello en el Club Amigos de Fresnillo el banco de información que versa en su mayor parte de los orígenes y desarrollo de la ciudad, desde una óptica más práctica, congruente, coherente y lógica, sin apasionamientos y absurdas como obcecadas imposiciones, usted puede consultarlo con la absoluta libertad.

Su domicilio se localiza en el segundo nivel de la Zapatería Chelo en el corazón del centro histórico natural de Fresnillo, esquina Hidalgo y Sor Juana Inés de la Cruz.

Todos los temas alusivos a orígenes y desarrollo de Fresnillo comprendiendo desde el siglo XVI hasta el presente, se difunden la página Jueves de Historia y periódico Imagen.

Augusto Isunza Escoto, primer cronista de El Mineral.

Don`t copy text!