Víctor echa a la lona al miedo y crece en la MMA - Imagen Zacatecas

  |  

El tiempo - Tutiempo.net



Víctor echa a la lona al miedo y crece en la MMA

Víctor Jesús Núñez Acuña es un joven zacatecano de 19 años que le entra duro a las Artes Marciales Mixtas y el próximo 26 de septiembre buscará un título.

Avatar

   |  2 septiembre, 2020

Víctor Jesús Núñez Acuña, peleador. Fotos: David Castañeda.

ZACATECAS.- A Víctor Jesús Núñez Acuña su abuela le enseñó que a la adversidad se le hace frente y qué mejor manera si son a golpes, patadas y demás técnicas de las Artes Marciales Mixtas (MMA por su nombre en inglés).

Así como lo ven, este atleta zacatecano tiene 19 años y se hace cargo de su abuelita, Pilar Luna Andrade, quien es la hija del inolvidable Juan Luna, un afamado boxeador.

Doña Pilar le mostró el camino al deporte a Víctor, quien desde pequeño escuchaba con atención las historias de su bisabuelo o mejor dicho de El Baby Luna, quien se hizo famoso por sus grandes técnicas.

Tiene 19 años; pero, sus ganas de triunfar son grandes.

De esta manera, aunque no pudo verlo boxear, Víctor conoció desde morrito las hazañas y los campeonatos de quien en sus años mozos era casi casi el Julio César Chávez zacatecano.

Fue así que el buen Chuy se aventó a las cuatro cuerdas desde los 14 años, cuando empezó entrenar profesionalmente box, donde la primera vez que se enfrentó a alguien le pusieron una madriza.

Luego de semejante fracaso pensó en tirar la toalla, pero su familia deportiva lo recibió con los brazos abiertos y le dijeron que de las derrotas se aprende y que de ésta iban a salir juntos.

Entrena 5 horas diarias, tanto en la mañana como en la tarde.

De esta manera, sus nuevos carnales, incluido su maestro y casi, casi guía espiritual Diego Baltazar Castro, le dio el impulso para seguir creciendo en el deporte; aunque ahora en las Artes Marciales Mixtas.

El sensei Diego vio en Víctor el potencial para esta disciplina, la cual conoce bien, pues en esta categoría se ha levantado como todo gladiador y se ha proclamado varias veces campeón.

Un nuevo comienzo con una nueva unidad

Diego está al frente de la institución llamada La Familia, Escuela de Artes Marciales Mixtas, la cual todos los alumnos se tratan como hermanos y como tal se apoyan en las buenas y en las peores.

El apoyo, el cariño y, sobretodo, el respaldo de su nueva familia le dio a Víctor la confianza y la fortaleza para probarse a él mismo y de esta manera demostrarle al mundo de qué está hecho.

Luego de un tiempo de entrenamiento, Víctor se subió al ring; pero, ahora en modo jaula para tener su primer encuentro contra un representante de otro gimnasio de Guadalupe.

Al principio da miedo, hay que aceptar que volver a subirte a un lugar donde te partieron la madre, no es fácil; pero, el zacatecano sintió que su momento había llegado y lo demostró.

Lo anterior, porque Víctor se levantó como campeón y desde entonces es un torbellino, pues donde quiera que pasa deja a sus contrincantes en la lona.

Sus compañeros de lucha son integrantes de La Familia, Escuela de Artes Marciales Mixtas.

Prueba el cielo y lo regresan a la tierra

Desde que empezó a subir como la espuma, Víctor empezó a bajar los brazos en el entrenamiento; pero su familia y su sensei le jalaron las orejas y lo pusieron al tiro. Desde ese entonces a la fecha entrena arduamente, para ser precisos de 4 a 5 horas diarias, tanto en la mañana como en la tarde, para estar preparado para lo que venga.

Ha estado en forma estos 5 años, tanto así, que próximamente tendrá un encuentro en la ciudad de Durango por un título, lo cual lo mantiene enfocado e irá en búsqueda del triunfo.

Hasta que esté en ese ring con toda la adrenalina al tope, ha tenido varios encuentros, de los cuales aprende mucho, pues “cada contrincante es un reto a vencer”, aseguró el zacatecano.

Así que haga sus apuestas que Víctor busca el título el próximo 26 de septiembre, por ello da todo en cada entrenamiento físico y afina técnicas para que sea una pelea inolvidable.

Sin importar el resultado, el joven atleta aseguró que su plan es seguir creciendo en lo que disfruta: echar golpes, acción que atesora, pues le recuerda a su bisabuelo.

Por si no fuera poco con su ardo entrenamiento, Víctor se dedica a dar clases de boxeo en otro gimnasio, lo que le da la oportunidad de cambiar vidas como El Baby Luna se la cambió a él.

Hagan sus apuestas, el zacatecano buscará un título el próximo 26 de septiembre.
Comentarios

Don`t copy text!
Cambiar la configuración de la privacidad