Si tienes mello, don Beto machetea los cocos - Imagen Zacatecas

  |  

El tiempo - Tutiempo.net



Si tienes mello, don Beto machetea los cocos

Don Alberto Veliz Fernández conoce todo de los cocos, desde los beneficios que tiene para la salud, hasta una buena bebida.

Avatar

   |  9 noviembre, 2020

Tiene más de 20 años matando cocos, por ello ninguno se le resiste.

GUADALUPE.- El amo y señor de los cocos en Zacatecas es don Alberto Veliz Fernández, quien sabe machetear este fruto y conoce de todo, desde los beneficios que tiene para los riñones y hasta una buena bebida con ginebra.

Don Beto trae los cocos desde Tecomán, Colima; y los vende en un puesto en el Jardín Juárez en el municipio de Guadalupe, en un negocio que también involucra a sus hermanos.

“Hace 40 años, aquí mismo en el jardín, mi papá (QEPD) empezó a vender cocos y yo tengo 20 años en lo mismo, junto con mis hermanos, de esto nos mantenemos,” comentó don Beto de 51 años.

Vende sus frutos en el Jardín Juárez en Guadalupe.

Como eso del coronavirus, ahorita no se puede salir adelante con un solo trabajo, por ello don Beto trabaja como velador en turnos de 24×24 horas.

Por ese motivo cada tercer día despacha los cocos que prepara con su limoncito, salecita y chilito en polvo, tal y como le enseñó su padre, quien le mostró a ganarse la vida de esta manera.

Los trae desde Colima, donde están más buenos.

Coquito curativo

Aquí tenemos clientes de todos tipos, porque a los cocos se les atribuyen propiedades curativas, sobre todo para las personas con problemas de espalda, riñón, pulmón; es muy usado por las curanderas,” señaló don Beto.

Las brujas usan mucho el coco para poder juntar las malas energías y hacer un ritual con este fruto para que las buenas vibras se acerquen a la casa o hasta abrir los caminos.

Su padre le enseñó, al igual que a sus hermanos, quienes también son coqueros.

Además, don Beto comentó que también hay clientes que llegan con su botellita de ginebra y la llenan con agua de coco, pues le da un sabor bastante agradable al paladar.

Con esta actividad, don Alberto saca adelante a sus dos hijas, quienes estudian la preparatoria y a quienes quiere darles el mejor ejemplo, al inculcarles la cultura del esfuerzo y del trabajo.

Asegura que las curanderas buscan sus cocos para remedios caseros.

Las principales herramientas de trabajo del zacatecano son un machete, con el que abre estos frutos; y sus manos, pues se requiere de técnica, no solo es agarrar el coco y machetearlo.

Lo anterior, porque si uno se avienta sin saber agarrar el puñal, se puede cortar el dedo o hasta el otro que está más abajo, me han dicho que suele pasar.

El agua de coco con un buen ginebra te quitará la sed.

No hay pretexto para no ir a refrescarse con un coco, pues en la venta de este refrescante y sabroso manjar es por pieza a precios bastante accesibles.

Don Beto y sus hermanos los venden de lunes a domingo de 10 de la mañana a 6 de la tarde a un lado del Instituto de Cultura de Guadalupe, así que cuando salga, vaya y disfrute de algo diferente.

Comentarios

Don`t copy text!