|  

El tiempo - Tutiempo.net

Si a la feria vas, los elotes de Cristian te van a encantar

Cristian es originario de Durango, y gracias a su trabajo ha tenido la oportunidad de conocer diversas ferias de toda la República Mexicana.

Avatar

   |  19 septiembre, 2019

elotes-fenaza-zacatecas (1)

El originario de Durango mantiene el estilo en sus mazorcas desde hace 2 años.

ZACATECAS.- Conocer personas y nuevos lugares es lo que más disfruta de su trabajo Cristian Manuel Simental Olivas, quien vende elotes y esquites en la Feria Nacional de Zacatecas.

El originario de Durango disfruta de este oficio desde hace 2 años; a pesar de estar lejos de su familia, quien vive en el estado vecino donde comenzó su andar por las diferentes ferias, principalmente del norte del país.

A sus 17 años, Cristian ya sabe lo que es ganarse la vida con su propio trabajo y sin depender de la manutención de sus padres; cuando no se dedica a la venta de elotes, trabaja en una miscelánea en su ciudad natal.

Mientras labora en la Fenaza, Cristian Manuel platicó que su jornada comienza al mediodía, cuando selecciona las mazorcas que va a asar y a cocer para que, una vez listas, desgranarlas y tenerlas prepararlas para ofrecerlas a los zacatecanos en sus diferentes presentaciones.

Es difícil; pero si se hace con ganas, no pasa nada

Confesó que está dispuesto a seguir en este oficio que a pesar que es desgastante, pues su día laboral termina entre las 2 y las 3 de la madrugada, dependiendo la gente que haya.

También comentó que este oficio tiene su encanto, sobre todo, porque va conociendo nuevas latitudes.

Gracias a su trabajo, Cristian ha tenido la oportunidad de conocer diferentes ferias como la de Aguascalientes, Fresnillo, San Luis Potosí, Chihuahua y Zacatecas, sin dejar de mencionar que fue en Durango donde comenzó su labor como vendedor de elotes.

Él se encarga completamente del puesto que tiene asignado frente a la Cava Domeq y realiza desde la limpieza del lugar, hasta la preparación de los elotes en presentaciones diversas, como el tradicional esquite en vaso, el elote en palillo, las charolas, los elotes chorreados y los tosti elotes.

Cristian comentó que prácticamente vive para su trabajo y sabe la implicación que tiene laborar en una feria en cuanto al desgaste físico; sin embargo, no es una actividad que realiza todo el año y es por ello que disfruta realizarla.

Agregó que él duerme en un puesto que tiene su patrón en el corredor comercial; pero eso en nada influye para dar lo mejor de sí, siempre buscando ser un buen trabajador y mejor persona.

Comentarios

 NOTICIAS RELACIONADAS