Ritual para calmar a un hijo rebelde - Imagen Zacatecas

  |  

El tiempo - Tutiempo.net



Ritual para calmar a un hijo rebelde

Frase del día: Quítale poder a todo aquello que te perturba, recuerda que si no existe en tu mente, tampoco existirá en tu vida.

Redacción Zacatecas

   |  4 marzo, 2021

Confía en la magia de Dumbar el Curandero.

Este ritual genera un poderoso efecto mágico que cambiará el carácter de un hijo rebelde y te permitirán ganar paz, tranquilidad y felicidad.

Para ello necesitarás:

  • Una pluma o plumón de color rojo
  • Aproximadamente la mitad de un vaso de azúcar
  • Un vaso
  • Una pizca de canela molida
  • Una cucharadita de miel
  • Un huevo blanco cocido
  • Un plumón gordo permanente y de color negro, con el que poder de dibujar sobre la superficie del huevo
Huevos
Foto: Cortesía.

Primero, con ayuda del plumón permanente debes dibujar sobre uno de los lados del huevo la cara (es decir, tan solo el rostro) de tu hijo o hija rebelde.

Por ejemplo, puedes dibujar sus gafas si usa, unas grandes pestañas si es una chica o una enorme sonrisa si es muy risueño.
Piensa que solo deben de ser aquellos signos que te vengan a la mente al pensar en tu hijo, no necesitas realizarlo de manera exacta.

Después, debes escribir en un pequeño papel, y con la pluma roja, el motivo que te impulsa a realizar el Hechizo y qué deseas ver cambiado, modificado o mejorado en tu hijo.

Por ejemplo, podrías escribir alguna de las siguientes frases:

Quiero que mi hijo no sea rebelde. Deseo que mi hijo comience a estudiar más. Quiero que mi hijo se aleje de las malas compañías”. Entre otras cosas.

No necesitas escribir todo aquello que necesita tu hijo, solo lo más importante en este momento de su ciclo vital y que tú como su padre o madre, conoces mejor que nadie en el mundo.

Una vez tengas la nota con tu petición escrita, debes doblarla (dejando la parte escrita en el interior) y sumergirla también en el azúcar, quedando enterrada al lado del Huevo.

Por último, debes espolvorear por encima del azúcar una pizca de canela molida y esparce una cucharadita de miel (o quizás un poquito más), hasta que quede una capa finita de miel por toda la superficie.

Una vez tengas el vaso preparado debes leer la Oración para un Hijo Rebelde, mientras la lees pon tu mano derecha encima del vaso, sin tocarlo, para infundir la energía necesaria al ritual:

Señor Todopoderoso, En el día de hoy te pido por (nombre completo de tu hijo), Te ruego que se aleje de la rebeldía.
Que su carácter se amanse, Que su vida sea bendecida con tu fuerza divina, Y que nada ni nadie pueda romper su maravilloso destino,te pido de corazón para que así sea, hoy y Siempre. Hecho está.”

Una vez leída la oración, debes guardar el vaso en un lugar oscuro de la casa.

Puede ser dentro de un armario, debajo de un mueble o sobre una estantería, allí permanecerá por 30 días y, una vez transcurran eliminarás a la basura (fuera de tu casa) todos los elementos del ritual, incluyendo el vaso que has utilizado, ya que es un contenedor energético que no conviene volver a emplear en otra acción mágica.

Se trata de un poderoso ritual que te aportará grandes avances en la relación con tu hijo.

Comentarios

Don`t copy text!