Purificación del alma gracias a la luna y la lluvia en Zacatecas - Imagen Zacatecas

  |  

El tiempo - Tutiempo.net

Purificación del alma gracias a la luna y la lluvia en Zacatecas

La última súper luna del año llamada Luna de las Flores, comenzó a fluir en la ciudad una nueva vibra y viene llena de cambios positivos y limpieza interior.

Avatar

   |  11 mayo, 2020

Fotos: David Castañeda.

ZACATECAS.- El fin de semana fue muy importante en cuestiones de energía, y es que, luego de la última súper luna del año llamada Luna de las Flores, comenzó a fluir en la ciudad una nueva vibra y viene llena de cambios positivos y limpieza interior.

La Luna de las Flores, para muchos, es una forma de pedirle a los astros abundancia en todos los sentidos y, sumado a ello, al entrar a su fase menguante implica una limpieza espiritual, mental y para desintoxicar nuestro cuerpo.

La calma se siente en el ambiente, recárguese de su aire limpio y decrete mucha abundancia y buenos tiempos.

Desde el Cerro de La Bufa se apreció como la luna trajo consigo lluvias y un clima templado que tranquilizó de alguna forma a todos los zacatecanos, los llenó de vibras positivas en medio de esta pandemia que no ha sido fácil de sobrellevar.

Así como llegó la vibración y la purificación de la lluvia, nosotros debemos estar dispuestos a que nuestra limpieza interior fluya con ella.

En la tarde era un pequeño punto casi invisible en el firmamento.

Con esta luna menguante también conocida como luna balsámica, o luna vieja, es favorable para el descanso, ya que mientras la luna decrece en luz, el cuerpo también tiene tendencia a desprenderse de todo lo que sobra: es más fácil eliminar líquidos, grasas y toxinas, por lo que es buen período lunar para comenzar una dieta para adelgazar o una cura de desintoxicación y limpieza. Esto aplica en todos los niveles: la casa, los archivos de Internet, las emociones negativas, entre otras cosas.

El cabello, cuando es cortado en esta fase, crece más lentamente, pero fortalecido.

Luego de la luna llena llegó su fase menguante, acompañada de nubes y lluvia que purificaron a la ciudad.

No es tiempo de iniciar nada. El ciclo se cierra y, al mismo tiempo, se prepara para un nuevo cúmulo de experiencias. Los proyectos que están andando deben ser concluidos; de lo contrario, tienen riesgo a dispersarse.

El trasplante de plantas te dará mejor resultado en esta fase, así como el exterminio de insectos y malas hierbas.

Poco a poco creció y se fusionó con la tarde.

Así que es un buen momento para atraer un poco de la luz cambiante de la luna para llenarnos de una energía que concluya con el estrés, que sane nuestros cuerpos y que nos de fortaleza para seguir enfrentado el estrés que el coronavirus trajo consigo.

Cuando esto pase podrá ir a ver las hermosas postales que trae la luna desde las faldas del Cerro de la Bufa, un lugar en donde se vibra y se respira su enriquecedora energía.

Imponente deja esperanza a su paso.
Comentarios

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.
Cambiar la configuración de la privacidad