Para ajuarear al Niño Dios, los ropones de Chayito - Imagen Zacatecas

  |  

El tiempo - Tutiempo.net



Para ajuarear al Niño Dios, los ropones de Chayito

Doña Chayito se dedica a vender ropones y todo lo que necesite para enchular su nacimiento.

Avatar

   |  20 enero, 2021

María del Rosario se dedica a vender unos ropones de Niño Dios bien mamalones, en esta temporada. ¡No se quede sin el suyo! | Fotos: Carlos Montoya.

ZACATECAS.- Ya se viene la fecha para levantar el Niño Dios, pues el 2 de febrero es la fecha y si no tiene un buen traje para su Dios, puede ir con doña María del Rosario Felix Vázquez.

Doña Chayito, como le dice la banda, se dedica a vender ropones y todo lo que necesite para enchular su nacimiento o para que en el levantamiento su Niño sea el más ajuareado de la cuadra.

Por su salud ya no puede tejer las ropas, pero las consigue y las da a buen precio.

A sus 60 años, doña Chayito es la segunda de cuatro generaciones dedicadas a vender estos adornos de temporada.

Chayito nos cuenta que ella misma hacía los vestidos y los tejía; además se ponía las pilas y ella misma los vendía.

Además, cuenta que gracias a esos trabajos ella pudo sacar adelante a su familia y que, sobre todo, ella se siente muy orgullosa de preservar esta tradición.

Las ropas ahora las consigue de proveedores de México.

Porque para doña Chayo no hay nada más mexicano y católico que esmerarse en vender y realizar estas pequeñas ropas para el Niño, y, sobre todo, hacer un buen levantamiento con la familia, los vecinos y los amigos.

Tal como ella dice, se siente muy unida a todo esto, porque se lo inculcaron sus padres, y que ella misma le pasó a sus hijos y nietos:

“Son raíces que me dejaron mis padres, ellos fueron los primeros que se dedicaron al comercio de artículos navideños y vender todo lo necesario para los levantamientos, por mi cuenta yo se los paso a mis hijas y a mis nietos”.

Así comentó doña Chayito, quien, además, dijo ser orgullosamente zacatecana.

Si busca, la encuentra en el Mercado Arroyo de la Plata.

Los gajes del oficio

No todo va bien en puesto, y la misma Chayito nos cuenta que, por cuestiones de salud, ya no puede tejer los ropones como antes, y tiene que ir por ellos a México o los compra a proveedores.

Esto ya le aligera un poco la carga, pero igual le invierte más dinero. De cualquier manera, ella le arriesga, y vende las ropas, ya sea en tallas pequeñas o grandes, pero siempre a precios muy accesibles.

Tiene de todos tamaños, no batalle y vaya con ella.

Por si quiere darse la vuelta, su puesto se ubica en la calle García de la Cadena, del Centro Histórico, justo a la entrada del Mercado Arroyo de la Plata y lo atiende junto a sus hijas de lunes a sábado.

Su horario es de 11 de la mañana a 5 de la tarde, que es el tiempo que les permitieron las autoridades, con esto de las pandemias.

Doña Chayito comentó que con esto del Covid-19 se bajaron mucho sus ventas, que no han sido las mismas que el año pasado, pero, pues así es esto, y ella no se rinde.

Es la segunda de cuatro generaciones que venden cosas para el levantamiento del Niño.

Siempre va para delante

Como buena trabajadora siguió laborando, y esta época también se puso a vender como en años pasados, para que las familias siguieran con la tradición de levantar a sus Niños Dios.

Pero no crea que nada más se dedica a vender ropones en esta temporada y se acabó. El resto del año, Chayito se dedica a vender yerbas medicinales en el mismo mercado, en un local que ella atiende.

A Chayito le gusta mucho su trabajo, porque así mantiene viva una tradición familiar.

Para terminar, ella dijo que siente muy bonito el mantener estas bellas tradiciones y que se va a dedicar a esta chamba hasta que sus días se acaben:

“Me voy a dedicar a esto hasta que mi padre Dios me dé licencia, a mis hijos y mis nietos les inculco lo que mis padres me inculcaron a mí,” dijo Chayito.

Así que ya sabe, si está buscando un vestido para su Niño Dios, ya sabe que una opción accesible la tiene con doña Chayito, y si también anda buscando yerbas medicinales, también ella la puede atender.

 

Comentarios
Don`t copy text!