|  

Multiplicando el dinero

Un hombre está dispuesto a creer aquello que le gustaría que fuera cierto
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Si tú también quieres un consejo, escríbenos.

El dinero tiene una energía maravillosa, por eso es importante respetar y valorar cada billete y moneda que toca nuestras manos.

Ordena tus billetes de menor a mayor, porque así estamos inconscientemente incrementado su llegada.

Nunca los arrugues y desecha cualquier papelito, tikets de compra o basura de tu cartera o billetera que, de preferencia, debe de ser de color rojo, amarillo, dorado, verde o naranja.

En el caso de los caballeros, el color de su billetera puede ser de color marrón. Estos colores sintonizan con la prosperidad y con el dinero.

Procura que tu cartera o billetera siempre esté en buen estado. Si ya está muy deteriorada mejor cambiarla y comprar una nueva y bonita.

Lo anterior, porque te lo mereces, porque a tu dinero lo debes tratar con amor, respeto y gratitud, todo el tiempo; tanto cuando recibes, como cuando das.

Algo MUY IMPORTANTE, deja de mirar siempre si algo es muy “caro” o “barato”… Es mucho más importante la INTENCIÓN con la que intercambias el dinero.

Si pagas tu mercancía, artículo o servicio dando gracias y sintiendo que ese dinero que pagas a la otra persona, de la misma manera en que lo das, lo inviertes o lo intercambias.
Así mismo el “Universo” te lo va a regresar multiplicado y potenciado al infinito 77 veces 7. ¡No importa si es muy “caro”!

¡SIEMPRE TE VA A REGRESAR, CREELO!

Cuando quitamos de nuestras emociones que algo es “caro” o “barato”, empezamos a sintonizarnos y a conectarnos inmediatamente con la energía del dinero.

Al pagar un producto o servicio, nunca pagues con tristeza o miedo a la carencia, porque eso es lo que vas a atraer más.

Por el contrario, paga SIEMPRE con gusto, con amor, con agradecimiento, porque puedes pagarlo y en el momento exacto en que estés intercambiando tu dinero manifiesta con certeza divina:

“Todo el dinero que sale de mí vuelve a mí en perfecta y magnífica multiplicación, se te multiplica a ti infinitamente de todo corazón y a mí, también.

Se nos multiplica el dinero a ti y a mí y a todos por igual, infinitamente, en todo lo que más nos hace felices. Hecho está.”

Don`t copy text!