Escapa del ruido de la ciudad en la Plazuela del Refugio - Imagen Zacatecas

  |  

El tiempo - Tutiempo.net



Escapa del ruido de la ciudad en la Plazuela del Refugio

El lugar está lleno de paz y tranquilidad.

Avatar

   |  8 abril, 2021

El lugar es una zona muy romántica. | Fotos: Carlos Montoya.

ZACATECAS.- Si tiene ganas de pasear en el bello centro de la capital, hay muchos lugares donde puede hacerlo, uno de ellos es la Plazuela del Refugio.

Muchas personas visitan el lugar para leer.

Este lugar es tranquilo y si tiene ganas de visitarlo, se encuentra en la calle Félix Gómez, en el Centro Histórico, este espacio está ubicado en un callejoncito angosto, de unos 15 metros.

Si entra ahí, llegará a esta plaza donde impera la calma y se detiene el tiempo. Esta Plazuela del Refugio es un lugar ideal si usted se quiere leer un rato, por ejemplo.

En este espacio se levanta un árbol rodeado por una jardinera, unas bancas y debajo una buena sombra que le protegerá del calor, todo gracias a las gruesas y densas ramas del árbol.

Y además de eso hay una muy bella vista, todo por las macetas con plantas y flores de muchos colores que adornan los balcones de las viviendas que hay por ahí a los alrededores y que le dan vida.

La gente que vive por ahí es muy afortunada de tener este lugar siempre para ellos, porque ya tienen un lugar idóneo para pasar un buen momento de relajación, eso sí, si el trabajo se lo permite.

Como ya se dijo, este lugar también está bueno para la gente que quiere leer al aire libre, porque por ahí no pasa mucha gente, ni hay tanto ruido.

Un lugar donde el tiempo no pasa

Cuando el clima es caluroso, como lo es ahora, la plazuela es ideal para quienes buscan un descanso y refrescarse con una bebida bajo la sombra de un árbol.

Ahí sentados en las bancas de metal y madera se pueden observar repartidores de refrescos, hormiguitas, estudiantes y parejas pasando un rato libre, por ejemplo.

El lugar de las callejoneadas

Hasta antes de la pandemia por el Covid 19, en este lugar acababan muchas callejoneadas, y ahí uno se podía tomar un buen mezcal, siempre en su parada obligada por la Plazuela del Refugio.

Ahí, muy seguido, había jolgorio y se llenaba de júbilo al ritmo de la tambora.

Actualmente, el lugar luce un poco descuidado, debido a actos de vandalismo principalmente de grafitis, pero pesar de ello no hay manera de quitarle su encanto.

Comentarios

Don`t copy text!