El Charquito de Agua Caliente de Jalpa y Huanusco - Imagen Zacatecas

  |  

El tiempo - Tutiempo.net



El Charquito de Agua Caliente de Jalpa y Huanusco

Este lugar, estando en medio de la nada tiene aguas termales a cuarenta grados centígrados.

Avatar

   |  3 octubre, 2020

Las familias se las ingenian para pasar un día estupendo en ese sitio. Fotos: Rocío Ramírez.

JALPA.- En un punto intermedio entre los municipios de Jalpa y Huanusco, y las comunidades de El Zapote de Abajo, El Salitrillo y El Tepehue, se encuentra lo que la gente llama “El Charquito de Agua Caliente”.

Este lugar, estando en medio de la nada tiene aguas termales a cuarenta grados centígrados.

El Charquito de Agua Caliente, tiene su origen en el pozo de agua potable que surte a las comunidades antes mencionadas, al que por casi 20 años se le ha tirado el agua, formando así el famoso charquito.

Al estar en medio de la nada, nadie te cobrará nada por pasar el día ahí.

El agua brota y fluye, por lo que nunca se estanca.

Y es así, pues muchas familias llegan ahí sólo para estar en medio de la naturaleza y en las aguas termales.

También llegan personas por temas de salud, para el relajamiento de los músculos; personas que no pueden caminar, suelen ser llevadas por sus familiares.

Aunque en el lugar no hay nada para días de campo, las familias se las ingenian para pasar un día estupendo en ese sitio.

Y por la misma razón las personas tienen que madrugar si es que quieren entrar al agua, pues está bien pequeño el espacio.

Aunque eso sí, el agua siempre está limpia porque no se estanca, y esa es una de las características que más aprecian sus visitantes.

Sigue siendo el punto de reunión de familias que conviven y disfrutan de un día bonito.

La historia del charquito

Cuando se perforó el pozo, nunca imaginaron cómo sería, las comunidades carecían de agua potable, en aquellos tiempos se abastecían de agua, con pequeños pocitos que hacían en el arroyo o cerca al río, a los que mejor les iba les llevaban pipas de agua hasta su comunidad.

Sin embargo, cuando el gobierno emprendió las labores para perforar un pozo, hicieron cuatro pozos que no resultaron buenos y el pozo del agua caliente fue la muestra de que no hay quinto malo.

Según cuentan habitantes del lugar, el hombre que marcó el pozo del agua caliente les dijo, “aquí en este punto a doscientos metros de profundidad van a sacar agua, y si no sacan no me pagan.”

Su anuncio fue casi profético y en efecto hubo agua, tanta agua que hasta la fecha se tira.

Tiene su origen en el pozo de agua potable que surte a las comunidades.

En su momento y al ver tal cantidad de agua, se planteó que se hicieran unos balnearios para generar empleos y hacer algo que beneficiara a la gente.

Sin embargo el proyecto nunca se concretó y sigue así tirando miles y miles de litros de agua que primero van a dar al río y luego a la presa de Moraleños.

Pero también sigue siendo el punto de reunión de familias que conviven y disfrutan de un día bonito en medio de la naturaleza.

Comentarios

Don`t copy text!
Cambiar la configuración de la privacidad