Don Lorenzo, el rey de las cañas - Imagen Zacatecas

  |  

El tiempo - Tutiempo.net



Don Lorenzo, el rey de las cañas

Lorenzo Santana Delgado, a sus 45 años ya es la tercera generación de su familia que se dedica a la comercialización de la caña de azúcar.

Avatar

   |  28 octubre, 2020

No solo distribuye, sino también vende al menudeo. Fotos: Carlos Monoya.

ZACATECAS.- Sus amigos y clientes lo conocen como el Rey de la Caña, pues desde que tiene uso de razón se dedica a comercializar este producto todos los años de septiembre a febrero.

Se llama Lorenzo Santana Delgado, quien a sus 45 años ya es la tercera generación de su familia que se dedica a la comercialización de la caña de azúcar que vende al mayoreo y menudeo principalmente para los ponches.

Espera que su hijo y nieto continúen con esto que ya es tradición familiar.

Los abuelos fueron quienes iniciaron la tradición y dejaron el legado a sus padres, y ahora es don Lorenzo el encargado de preservar este negocio.

Para ello involucra a su esposa doña Francisca Rivera y a sus tres hijos que son la cuarta generación de cañeros.

Padre e hijo trabajan duro en este negocio.

Ellos tienen su puesto en la plazuela Genaro Codina en el Centro Histórico, pues de ahí se mantienen con la venta de frutas de temporada y de cañas cuando es tiempo.

Es así como don Lorenzo tiene que ir a estados como Nayarit y Jalisco para comprar hasta ocho toneladas de caña, misma que la vende en su negocio y también a mayoristas, pues es distribuidor de esta planta.

“Nosotros tenemos que ir hasta Zapotlanejo, Jalisco por la caña, allá nos la venden por hectárea. Me traigo 8 toneladas y si hace falta voy por más, va dependiendo de cómo se venda,” comentó don Lorenzo.

En temporadas de frío vende un buen para el ponche.

Agregó que, se lleva a sus hijos Luis Fernando y Juan Alonso Santana Rivera, quienes le ayudan a cortar la planta en los cañaverales hasta donde tiene que trasladarse en una camioneta que a Zacatecas llega cargada.

“No es porque sea mi esposo, pero la verdad yo lo respeto mucho, porque aquí en Zacatecas no hay nadie que se dedique a la caña como él. Desde ir por ella, cortarla, pelarla, venderla y surtirla a otros vendedores” dijo orgullosa su esposa Francisca.

Ella se encarga de venderla al menudeo en la plaza, junto a su hija Perla Guadalupe de lunes a domingo de 8 de la mañana a 8 de la noche, pues la demanda crece en temporada de frío debido a que es un producto bastante utilizado para el tradicional ponche.

La familia lleva más de 70 años en el negocio.

Don Lorenzo disfruta cada momento con sus hijos, quienes siguen sus pasos en esta tradición de más de 70 años.

Ahora tiene un nieto de tres años a quien también lleva a los cañaverales para que se vaya familiarizando con esta actividad y espera que sea la quinta generación dedicada a la venta de caña.

Ha llegado a comprar hasta 8 toneladas de caña.

Es así como la familia Santana Rivera se gana la vida en el comercio de la caña de azúcar, son orgullosamente comerciantes y es posible que en cada vaso o taza de ponche las cañas sean las que él con sus propias manos corta para deleite de las familias zacatecanas.

Ellos tienen un puesto en la plazuela Genaro Codina, en el mero Centro.
Comentarios

Don`t copy text!