Consejos para brindar con buena energía - Imagen Zacatecas

  |  

El tiempo - Tutiempo.net

Consejos para brindar con buena energía

Frase del día: La felicidad está dentro de uno, no al lado de alguien.

Redacción Zacatecas

   |  5 septiembre, 2020

DUMBAR-EL-CURANDERO
Consejos para brindar con buena energía

Siempre hay que mirarse a los ojos cuando se brinda o se corre el riesgo de tener 7 años de mala suerte o mal sexo por otros 7 años.

Nunca brindes con una copa vacía

Porque es llamar a la escases y la mala suerte. Se piensa que el brindis es una celebración y por lo tanto hay que celebrar con lo mejor que tenemos. También se puede interpretar como un desaire a los vinos de la casa.

Si eres soltera…

Las mujeres solteras deben brindar primero con los hombres si quieren casarse.

Es una tradición antigua que se refiere también a la primera impresión. Que sean ellas las primeras en captar las miradas, antes que el trago sea el protagonista.

Siempre brindar con la mano izquierda

Suele hacerlo para llamar la buena suerte y garantizar el buen sexo.

Se dice que la mano izquierda es la mano del corazón y por lo tanto, al brindar con ella, se están brindando con los sentimientos y lo mejor de uno mismo.

Nunca llenar una copa medio vacía

Si lo haces llamas el mal sexo y lo tendrás por 7 años, pues llenar una copa medio vacía se puede interpretar como falta de cuidado, tacto o exceso de premura.

Por otro lado, hablando de vinos, se puede correr el riesgo de mezclar dos vinos dañando tanto el primero como el segundo.

Al brindar con alguien, no cruzarse con otro Si formas una cruz al hacerlo se está llamando la mala suerte y además es mala educación.

Atravesarse siempre es de mala educación y en el caso de los brindis, si se quiere guardar el protocolo, se debe también respetar cierto orden.

Esto no aplica para el brindis de los enamorados. Enlazar los brazos al brindar y beber es un ritual que se piensa fortalece los lazos de la pareja.

Comentarios

Don`t copy text!
Cambiar la configuración de la privacidad