Bomberos de Jalpa, héroes sin capa y hasta parteras - Imagen Zacatecas

  |  

El tiempo - Tutiempo.net

Bomberos de Jalpa, héroes sin capa y hasta parteras

Son unos verdaderos superhéroes sin capa, que arriesgan su vida por salvar otras.

Avatar

   |  22 agosto, 2020

¡Feliz día a todos los Bomberos!. Foto: Rocío Ramírez.

JALPA. – Al ser un municipio pequeño en el estado, los elementos de Protección Civil (PC) y Bomberos se han convertido desde comadronas hasta ser un súper héroe sin capa y sin súper poderes.

No importa si es mediodía o las 3:00 de la mañana, si suena el teléfono de emergencia se deja el sueño o cualquier actividad para acudir al llamado de auxilio.

Aunque no saben a qué se enfrentan, desde lo más simple hasta lo más complejo, como un accidente, donde el tiempo y las maniobras son determinantes para salvar o perder una vida.

Así es el día a día de los héroes sin súper poderes, también llamados bomberos, quienes arriesgan el pellejo para salvar otro y hasta tratar de mantener en pie una casa que tanto esfuerzo ha costado.

Arriesgan su vida para salvar a otras.

 

Historias de vida

El titular de PC y Bomberos en Jalpa, J. Guadalupe Viramontes Medina, aseguró que no existe el suficiente personal para atender las distintas llamadas de emergencias y por ello, los tragahumo se convierten en todólogos.

Es decir, como bomberos se creería que su única labor es apagar incendios o realizar algún rescate en siniestros, donde se vea involucrado el fuego; pero el trabajo va más allá.

Más que ser bomberos son rescatistas, paramédicos e inspectores, lo que les permite tener una serie de conocimientos que amplían sus experiencias.

Sin duda las experiencias más satisfactorias son aquellas donde pudimos ayudar a los demás, pues así se hace una diferencia”, señaló Guadalupe.

En los siniestros donde el fuego está implicado no solo es salvar vidas humanas, sino que las llamas no consuman el pasto del ganadero, quien si pierde su terreno no tendrá para comer.

Si es una casa o un negocio deben actuar rápido antes de que las llamas dañen la estructura y se venga abajo, y junto con ella los sueños e ilusiones de las personas.

En dichos casos, los bomberos solo buscan un gracias, el cual “nos inspira y nos motiva a continuar ofreciendo lo mejor de nosotros”, explicó Guadalupe.

Jesús y Guadalupe se enorgullecen de ser bomberos.

Los bomberos también son carnales

Muchas veces nos parece muy sencillo ver cómo apagan un incendio y digan qué no es la gran cosa hacerlo; pero, para ser un bombero debes saber qué tipo de chorros te sirven y cuáles no.

A lo largo de los 20 años que tiene de ejercer labores de auxilio y velar por la seguridad ciudadana, Guadalupe se ha dedicado a prepararse, pues debe cuidarse para seguir velando por su familia.

La vida de un bombero no es fácil, pues te enfrentas a muchas cosas, desde que no hay suficientes herramientas para hacer tu trabajo hasta una capacitación que te salve el pellejo.

En ese sentido, Guadalupe agradeció la generosidad de personas que comparten sus conocimientos y habilidades sin involucrar un peso de por medio, lo que hace que esos cursos sean oro molido.

Una de las capacitaciones más entrañables fue el rescate acuático, donde los bomberos de Colotlán, Jalisco, les enseñaron técnicas para ejercer este tipo de labores.

Luego de asistir al municipio jalisciense, lograron traer ese mismo curso a Paraíso Caxcán, al que asistieron un promedio 50 bomberos de todo el estado de Zacatecas.

Echarse la mano es parte de los valores como tragahumos, por ello el capitán Raúl Estrada, de la Corporación de Bomberos de Oxnard California, les ha donado equipo de protección, el cual no es nada barato.

Además a la fecha siguen a la espera de la importación de un camión de bomberos que compró y donó a esta corporación el migrante de origen jalpense Rosario Villalpando.

Todas esas cosas y esa generosidad para contigo y para tu gente, no la pagas con nada y esas son las experiencias que se llevan en el alma”, comentó el titular de PC Jalpa.

En esta corporación todos son carnales, nadie se queda atrás.

El motor que nos impulsa a servir…

Nosotros los bomberos no somos de hierro, cada día al salir de casa, lo primero en que pensamos es en volver.

Primero, con nuestras familias, con tu esposa, con tus hijos, con tus padres y tus amigos, ellos son el motor que nos impulsa a servir, a vivir, a dar lo mejor de ti mismo siempre.

Pero también ellos son los más sacrificados cuando eres bombero, muchas veces dejas un día de descanso si se presenta algún incidente de gran magnitud.

Porque sabes que el personal en turno no se da abasto y te vas para apoyar a tus compañeros, y eso se vuelve parte de tu vida”, platicó Guadalupe.

Su trabajo es de alto riesgo; sin embargo, lo hacen de corazón.

Tragos amargos y no de licor

Ser bombero no es una cosa sencilla y al ser una actividad riesgosa, implica llevarse experiencias dulces que son inolvidables; pero también tragos amargos que de igual modo te marcan.

Guadalupe comentó para El Centinela del Pueblo que una de las experiencias más amargas que ha vivido como bombero es no haber podido realizar un traslado de un familiar suyo.

Dicho pariente falleció y el que su propia familia lo culpara, indirectamente por el hecho, fue algo que lo marcó para siempre.

Algo que también es difícil de ver es cuando en un accidente de cualquier tipo cobra la vida de niños, quienes nos dejan un vacío y nos hacen entender que somos afortunados.

Al mismo tiempo son una invitación a valorar la vida y cada día, muchas veces vivimos tan deprisa, que no nos damos cuenta que en cualquier momento nos podemos ir a un viaje sin retorno”, aseguró Guadalupe.

Dicen que no puedes ser protagonista de un milagro sin creer en ellos, por ello el titular de PC recuerda que tuvo la oportunidad de renacer, un día que creyó iba a morir.

Hace 6 años en el municipio de Juchipila, realizaba prácticas de rappel, cuando en un momento cayó de una altura de aproximadamente 20 metros.

Al final de la caída terminó en el río, entre las piedras y el pensar que era todo para él o que se quedaría paralítico le rompió el corazón; pero, el Universo le tenía otra oportunidad.

Parteros con uniforme

Como todólogos, a los bomberos de Jalpa les toca traer personitas a este mundo, para Guadalupe es algo indescriptible y le recuerda que sus hijos lo esperan en casa.

Al que también le ha tocado traer crías a Jalpita, La Bella, es a Jesús Loera, un joven bombero con casi 10 años de experiencia y que aseguró ser partero es algo hermoso.

“Lo más maravillo es ver nacer a un bebé”, experiencia que Jesús ha tenido en ocho ocasiones, las que tiene tan perfectamente claras en su mente como si sucedieran en este momento.

Es algo tan increíblemente maravilloso que no puedo alcanzar a describir lo que mi corazón siente,” comentó Jesús con un brillo indescriptible en el rostro.

Un bombero muy bailarín

Jesús Loera además de ser tragahumo es parte de un grupo de danza folclórica; aunque, su mayor pasión es ser bombero.

Chuy inició como voluntario y desde hace 8 años es un tragahumo de manera formal, pues desde que era un niño siempre quiso serlo, pues sus padres lo llevaban a las estaciones de Guadalajara.

Al tapatío, porque Jesús es del estado vecino, la vida lo llevó por varios caminos, en uno de ellos trabajaba en un banco; pero eso no lo quería para hacerlo todos los días.

Por ello, Chuy dejó todo para ser un integrante de los bomberos y eso le da la oportunidad de apoyar a quién lo necesita en un momento difícil, donde no saben a quién acudir.

Chuyito, su impulso a seguir

Jesús tiene la fortuna de ser padre de un niño de 7 años, que es tan especial, tan valiente y tan entregado a la vida; a pesar de su corta edad.

Chuyito sabe perfectamente en qué consiste el trabajo de su papá e inclusive tiene su propio traje de bombero; aunque, él tenga una discapacidad motriz.

Sin embargo, el menor tiene un corazón enorme que impulsa siempre a sus padres a seguir luchando, esforzándose, creyendo y teniendo fe en que ayudar a los demás es también ayudarte a ti mismo.

Chuyito es hijo de un bombero de Jalpa y es la inspiración de muchos elementos.

Feliz día

“A veces, la vida nos pone a prueba, no para mostrar nuestras debilidades sino para descubrir nuestras fortalezas”, reza una leyenda en las instalaciones de la corporación de Protección Civil (PC) y Bomberos en Jalpa.

Así trascurre la vida de estos hombres y mujeres que arriesgan su vida día tras día, noche tras noche, en la búsqueda de salvar siempre la vida de los demás.

Felicidades es su día a ustedes los héroes sin capa, sin súper poderes. Feliz día a los héroes sin efectos especiales, a ustedes feliz día del bombero.

Comentarios
Don`t copy text!
Cambiar la configuración de la privacidad