|  

Edición
Impresa

17 de octubre

17 de octubre

Pide obispo atención para los jóvenes

El obispo Sigifredo Noriega Barceló consideró que debe revisarse el núcleo familiar para identificar por qué hay aumento delictivo en jóvenes.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
aumento delictivo jóvenes
El obispo de Zacatecas, Sigifredo Noriega Barceló.

ZACATECAS.- El aumento en la incidencia delictiva en jóvenes obliga a hacer una revisión en las familias para saber qué pasa, consideró el Obispo de la Diócesis de Zacatecas, Sigifredo Noriega Barceló.

“Es muy lamentable y preocupante que estén aumentando los delitos en personas que apenas empiezan a vivir, que apenas empiezan a abrir los ojos”, expresó.

Aseguró que esto es una urgente llamada de atención para los padres de familia y la sociedad en general, así como para los gobiernos en todos los niveles.

 

Iglesia asume su responsabilidad

Asimismo, dijo que la iglesia asume su responsabilidad de brindar ayuda a este sector, además asegurar que eliminar el ambiente de poco respeto a la vida traerá consecuencias.

“Asumimos nuestra responsabilidad, quiere decir que no los estamos acompañando como debiéramos. Hay desgraciadamente ese ambiente generalizado de muy poco respeto a la vida y si este es el ambiente yo creo que hay que esperar consecuencias de este tipo”, aseguró.

Dijo que el hecho de que aumenten los delitos desde los menores a los mayores, quiere decir que algo está fallando en las familias pero también en las escuelas y en la iglesia.

Ante el cuestiomamiento de si el sistema tradicional de familia tenía deficiencias y podían abrirse nuevas posibilidades mencionó, que en estos tiempos hay formas destructivas de la familia, pero se tiene que hacer un análisis mayor para las que carecen de padres y madres, únicamente.

“Lo que tenemos que hacer es revisar qué es lo que está pasando con las familias y qué es lo que nosotros estamos dejando de hacer. Creo que en nuestro tiempo hay demasiadas ofertas destructivas de la familia”, dijo.

El Obispó envió su apoyo a las familias de las víctimas de desapariciones forzadas, ya que se conmemoró este 30 de agosto el Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas.

Además, aprovechó para solicitar a las autoridades la pronta respuesta a quienes desafortunadamente no saben del paradero de sus familiares.
Agregó que este no solo representa un problema grave en otros estados de la República, sino para Zacatecas.

Don`t copy text!