|  

La titánica tarea por liberarse de las drogas

Zacatecanos demuestran que sí existe esperanza.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

ZACATECAS.- De acuerdo a datos de la Secretaría de Salud, las drogas más consumidas en Zacatecas son el alcohol y el tabaco, éstas legales; le siguen la marihuana y el cristal, prohibidas por las autoridades; la última es la que más preocupa a todas las instancias, ya que es una de las más devastadoras en los consumidores.

Sin embargo, en muchos casos se puede dar la mezcla de estas sustancias; lo que puede traer consecuencias catastróficas para los consumidores, ya que los pudiera, incluso, llevar a la muerte o, en el mejor de los casos, a procesos de rehabilitación.

Luis, un ejemplo de superación

Así le sucedió a Luis, quien a finales de los noventa, mezcló el consumo de alcohol y cocaína; causándole adicciones que estuvieron a punto de matarlo de una sobredosis; sin embargo, actualmente tiene 17 años rehabilitado y ahora ayuda a otros a superar este problema y enfermedad.

Su primer acercamiento con estas sustancias se dio con el alcohol, que bebió esporádicamente entre los 13 a los 16 años; un año después, a los 17 también consumió cocaína.

“Fueron 5 años de adicción, pero antes de llegar al grupo fue un año y medio de que diario consumía alcohol y drogas,” comentó.

Buscó la rehabilitación, ya que tenía problemas con su esposa, físicamente estaba destrozado, pero también porque estuvo a punto de morir de sobredosis.

“La ocasión en que yo llego, tres días antes me estaba muriendo de una sobredosis, dije tengo que llegar, salvar mi vida, pero no muy convencido, esa es una realidad de muchos”.

Añadió que de haber estado soltero y por la poca atención que muchos consumidores tienen “hubiese sido de los de la estadística que fallecen por adicción al alcohol y las drogas”.

Refirió que las adicciones “son el síntoma de males más profundos que trae uno en el interior, es una enfermedad y esa parte muchas veces no se conoce; es más, ni el que se mete sabe que está pisando los terrenos de una enfermedad progresiva y mortal”.

Explicó que a diferencia de quienes tienen enfermedades crónicas degenerativas como la diabetes y el cáncer en las que los allegados buscan y desean su recuperación, a los adictos las familias no los cuidan y los repudian.

En su caso, la rehabilitación se dio por parte del programa Alcohólicos Anónimos, donde actualmente él participa ayudando a otras personas con problemas similares; ya que es un compromiso que se tiene ante esta instancia.

El cristal es la droga que más preocupa

El doctor Iván Torres Cuevas, jefe del Departamento de Entornos Saludables y Adicciones de la SSZ dijo que el alcohol, el tabaco, la marihuana y el cristal, actualmente, en ese orden, son las drogas más consumidas en Zacatecas.

El alcohol y la marihuana, explicó, son sedantes, quitan algunas capacidades o funciones del cerebro, como es la reacción, el estado de alerta y muchas veces el autocontrol.

“De ahí el hecho de desinhibirse a la hora de la fiesta o reaccionar con violencia en caso de agresión”.

Mientras que el tabaco y el cristal, son estimulantes, “despiertan el cerebro, aumentan la frecuencia cardiaca, la frecuencia respiratoria, la glucosa en la sangre, la capacidad de reacción”.

En el caso del cristal, una de las drogas más dañinas, “hay omisión del hambre, deterioro mental cognitivo, con daño cerebral, pérdida de memoria a corto y largo plazo”; además en la toma de decisiones no se pueden analizar las condiciones que se tienen.

El cristal, comentó, es una droga de impacto, ya que su consumo va en crecimiento por hombres y por mujeres; porque rápidamente causa adicción, así como daños en los consumidores, por lo que es la que más preocupa a todas las instancias.

Rehabilitación de adicciones

Para que una persona adicta a cualquier droga pueda rehabilitarse, dijo el doctor Iván Torres, se necesitan de tres a cinco intentos, en los que esté ayudado por profesionales que le ayuden a superar su adicción.

Explicó que a estas personas se les considera que tienen una enfermedad crónica, porque aún y cuando han superado la etapa más crítica, en cuanto vuelven a probar la droga se desencadena en el cerebro las reacciones que causan la adicción.

Iván Torres dijo que dependiendo del tipo de drogas, el proceso de rehabilitación es más sencillo o difícil, la de mayor dificultad es el cristal.

Para el proceso de rehabilitación más complicado, señaló “se requiere internamiento, porque se requiere extraer al paciente de su entorno momentáneamente, porque no está listo para reaccionar al entorno lleno de factores de riesgo”.

En el proceso de rehabilitación, también comentó, la familia debe ser un coadyuvante, de lo contrario se dificulta más poderles tender la mano.

Una tendencia que se tiene, dijo, son los centros de rehabilitación, que actualmente se están profesionalizando para brindar una mejor atención; por lo que se tienen 6 centros en el territorio zacatecano reconocidos por la Comisión Nacional contra las Adicciones.

Mientras que Luis, argumentó, que en el caso del consumo de cristal, se les envía con especialistas por lo complicado y dañino de esta droga; adicción con la que lamentablemente están llegando muchos jóvenes actualmente.

Explicó también que en cualquiera de los procesos de rehabilitación, ya sea la clínica, el anexo o el grupo tradicional, como alcohólicos anónimos, se requiere voluntad de cambio; ya que si no se consigue “la siguiente instancia es el manicomio y si no les funciona es el panteón o el funeral”.

Don`t copy text!