|  

La enfermedad y la muerte, realidades que más preocupan a los fieles: Obispo

El obispo Sigifredo Noriega Barceló resaltó que durante el último año y medio de pandemia hemos experimentado bastante con ambas.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Sigifredo Noriega Barceló, obispo de la diócesis de Zacatecas.

ZACATECAS.- Durante la homilía dominical, Sigifredo Noriega Barceló, Obispo de la Diócesis de Zacatecas explicó que la palabra de Dios toca dos realidades, la de la enfermedad y la muerte.

“Quizá las que más lastiman al ser humano, las que más nos hacen pensar, la realidad de la enfermedad y la realidad de la muerte. La palabra ilumina estas realidades que tanto nos preocupan o acongojan, que tanto nos desesperan en ciertos momentos, que tanto nos hacen llorar”.

Referente a las enfermedades, enumeró el cáncer, la tuberculosis, la neumonía y enfermedades cardiacas; sin embargo, la más grave, dijo, de acuerdo el papa Francisco “la enfermedad más grande es la falta de amor”.

Añadió “la enfermedad existe, la falta de amor existe, también la muerte, la muerte espiritual existe, no solamente la muerte física”.

Referente a la enfermedad y la muerte, resaltó que durante el último año y medio de pandemia hemos experimentado bastante con ambas.

“Como nos ha hecho pensar en la fragilidad humana, la enfermedad, la muerte, lo que más no ha dolido quizá es no despedirnos de la personas amadas. Quizá espiritualmente y más nos ha dolido la dificultad que tenemos para ser curados, para ser sanados, no hay remedio, no hay remedio”.

Ante estos tiempos difíciles, cuestionó que si vale la pena creer en Jesucristo, a lo que respondió que las problemáticas más fuertes son por la falta de amor.

“Hijos no deseados hay que abortarlos, ancianos ya no producen hay que darles una muerte dulce, ¿hay muerte dulce?, que no sufran, ¿no será la falta de amor?”.

Don`t copy text!