|  

Edición
Impresa

19 de septiembre

19 de septiembre

De San Ramón a San Fernando se vive en las tinieblas por falta de alumbrado

En los16 kilómetros hay cerca de 200 lámparas, de las cuales ni la mitad sirven.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
De 200 lámparas, se corroboró que al menos la mitad de ellas están fundidas. | Foto: David Castañeda

ZACATECAS.-En el tramo de los Santos, del entronque a San Ramón en Guadalupe, hasta el entronque a San Fernando en la capital, viajar de noche es todo un reto, ya que más de la mitad del trayecto está en tinieblas.

En un recorrido realizado el Periódico Imagen en este tramo se corroboró que, al menos, la mitad de las lámparas no sirven o están fundidas, o en el peor de los casos, la mayoría de las luminarias no existen más.

Quisieron restaurar algunos tramos hace algunos años, pero ahora están en el abandono. / Foto: David Castañeda

El trayecto de oscuridad es muy amplio y es que aproximadamente son 16 kilómetros, en los cuales se contabilizaron  200 luminarias, sin contar las de los distribuidores viales de la Central de Autobuses y de Colinas del Padre.

De estas 200 lámparas, se corroboró que al menos la mitad  de ellas están fundidas o no funcionan como es debido, esto debido a accidentes automovilísticos en los que se han averiado varias de ellas.

Todo el recorrido inició desde el entronque a San Ramón y bastó con avanzar un par de kilómetros, a partir, de Ojo de Agua de la Palma, donde se comenzó a percibir una profunda penumbra.

Justo desde ese punto, hasta el entronque de Sam’s, solo hubo gran un tramo, cerca de lo que es El Salero, donde las luminarias están en funcionamiento.

Solamente en la parte del distribuidor vial hay un poco de luz. | Foto: David Castañeda.

Un camino de terror

Después del entronque de la Calzada de la Virgen, para bajar a los centros comerciales, ahí la situación mejoró un poco, pero ya para la colonia CTM de la capital, nuevamente, se observó la falta de iluminación.

Solamente en la parte del distribuidor vial, la iluminación de la Central Camionera es la que ayuda en esa parte.

Lamentablemente, al salir de la central y continuar el camino hacia el entronque a San Fernando, las condiciones con las lámparas vuelve a empeorar todo y el trayecto hasta Colinas del Padre está en total oscuridad.

En varios tramos las lámparas solo están de adorno, ya que no sirven. / Foto. David Castañeda

El tramo negro así puede continuar hasta el distribuidor del Arroyo de las Sirenas, a excepción de la parte del distribuidor vial, de Colinas del padre 3.

Para cerrar con broche de oro, en la recta final del camino ya llegando al entronque a San Fernando solo se tiene la iluminación de dos grandes lámparas, pero todas las del camellón central no sirven.

Hace más de nueve años invirtieron 672 millones de pesos en la obra y ya no funcionan las luminarias. | Foto: David Castañeda

Datos oficiales

Este camino de Tránsito Pesado durante un periodo fue reacondicionado con una inversión de 672 millones de pesos, aproximadamente para las luminarias.

Toda su construcción se llevó a cabo, cuando estaba como presidente de la República Felipe Calderón y el gobernador Miguel Alonso Reyes, pero desde esas fechas al día de hoy, las cosas solo han ido a peor.

Son 16 kilómetros, en los cuales se contabilizaron 200 luminarias, de las cuales más de la mitad no sirven. / Foto: David Castañeda

Asimismo en la entrega de obra estuvieron como alcaldes Arnoldo Rodríguez en la capital; y Rafael Flores en Guadalupe. Inauguraron la iluminación el 5 noviembre de 2012 y en esos 9 años las cosas no han permanecido.

Don`t copy text!