|  

El tiempo - Tutiempo.net

Continúa el pleito entre los herederos de la cantina Las Quince Letras

Nuevamente Aníbal Llamas Zamora cerró el lugar para impedir que se realizara el inventario solemne.

Redacción Zacatecas

   |  28 noviembre, 2019

las-quince-letras

Foto: Archivo Imagen de Zacatecas.

ZACATECAS.- Por tercera ocasión consecutiva, fue suspendida la realización del inventario solmene ordenado por un juez para contabilizar las obras de arte y artículos que conforman el acervo de la Cantina Galería Las Quince Letras, por lo que sigue el conflicto entre los herederos.

El proceso forma parte de las acciones legales que iniciaron seis de los ocho hijos de los propietarios originales del lugar, Aníbal Llamas Borja y Otilia Zamora Becerra, en contra de su hermano Aníbal Llamas Zamora, quien nuevamente mantuvo cerrada la cantina para impedir la realización del inventario.

Debido a esta situación, Rosa Martha, Otilia, Luis Humberto, María de la Luz, Agustín de Jesús y Ruth Angélica Llamas Zamora, aseguraron que llegarán hasta las últimas consecuencias, pues la vez anterior su hermano argumentó que se sintió mal y acudió al hospital.

Sin embargo, en esta ocasión desconocen por qué no se presentó y mantuvo cerrada la cantina.

Ruth Angélica Llamas Zamora, albacea de la sucesión de vida de Aníbal Llamas Borja, denunció la suspensión del inventario por tercera vez, lo que provocó el malestar del resto de los hermanos.

Explicó que por órdenes de un juez se estableció el 28 de noviembre como fecha para contabilizar las obras de arte y artículos, muchos de ellos con más de 100 años de antigüedad, que forman parte del patrimonio de la familia.

Al llegar el establecimiento para llevar a cabo el inventario, se encontraron con que la cantina estaba cerrada, lo que consideraron como una nueva acción de su hermano Aníbal Llamas Zamora para impedir que avance el proceso legal.

Los seis hermanos Llamas Zamora aseguraron que no les gustaría ver a su hermano en la cárcel, sin embargo, no quieren que continúe como administrador del lugar, ya que desde el 2015 no les ha entregado cuentas claras.

Alegaron que también están dolidos debido a que “corrió a empujones” a tres hermanos que laboraban desde hace 40 años en la cantina.

Ruth Angélica Llamas destacó que la lucha legal que iniciaron los herederos es para conservar en la familia el patrimonio de sus padres, ya que se trata de un lugar que forma parte de la historia de Zacatecas, por lo que no permitirán que su hermano se diga el único dueño, debido a que todos tienen el mismo derecho.

Aseguró que continuarán el conflicto mediante la vía legal “hasta las últimas consecuencias”, por lo que será el juez quién decida qué procede contra su hermano Aníbal.

 

Con información de Silvia Alvarado y Franco Valdez.

Comentarios

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.