|  

Edición
Impresa

19 de septiembre

19 de septiembre

Camino Real en El Orito un sitio olvidado

La comunidad de El Orito, misma que aunque ya es una colonia más de la capital, no pierde su esencia
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Zacatecas es una ciudad muy vieja y en el Orito se esconden bellas huertas abandonadas. | Foto: David Castañeda

ZACATECAS.- Zacatecas es una ciudad muy vieja, en la que se ocultan viejas haciendas entre sus comunidades, ofreciendo sitios donde impera la calma como lo son las haciendas de El Orito.

Uno nunca acaba de conocer su ciudad y es que, sin dudas, siempre van a haber sitios ocultos en algún rincón, los cuales pueden dar cuenta de un pasado lejano o pueden ofrecer una bella vista.

Este es el caso de esta vieja hacienda oculta en El Orito, donde uno puede sacar algunas bellas postales, pasar un rato de paz y en contacto con la naturaleza.

Este espacio se encuentra ubicado al sur de la ciudad, en la comunidad de El Orito, misma que aunque ya es una colonia más de la capital, no pierde su esencia.

Y es que entre las ruinas de su hacienda y sus huertas uno se puede  perder en el tiempo y sentirse en el escenario de una película de época.

Y es que este espacio está lleno de historia, y apenas ha cambiado un poco, ya sea porque los locales se han dedicado a preservarlo y en parte por el mismo abandono, donde las ruinas persisten bellas.

Si nos remontamos a sus orígenes, tenemos que, anteriormente, en la época de la Colonia este lugar se empezó a habitar gracias a que era la ruta usada para llevar el mineral de las minas zacatecanas hasta la ciudad de México.

En esta vieja hacienda oculta en El Orito, donde uno puede sacar algunas bellas postales. | Foto: David Castañeda.

Un pasado de plenitud

Por tal motivo, este lugar es bien conocido como  el Camino Real, ya que era la ruta por donde pasaba la plata y demás minerales preciosos.

Sin embargo esos días de gloria parece que se han ido para siempre y ahora este lugar permanece solitario, muy lejos del barullo y del movimiento constante de sus primeros años como asentamiento.

Y es que con el paso del tiempo este Camino real fue dejando en el olvido, las huertas fueron abandonadas y después, ya en la actualidad, solo hay algunas que se mantienen por la atención que reciben de sus dueños.

Y por otro lado, otras más ya son historia vuelta ruinas y dejada a la intemperie.

Y es que sí ha habido algunos esfuerzos para habilitar de nuevo este lugar, aunque tristemente, parece que no son suficientes y que no reditúan a nadie.

Pues, aunque décadas atrás se otorgaron algunas hectáreas para la universidad de Chapingo, en la actualidad el lugar así sigue solo y a su suerte.

Aquí las huertas fueron abandonadas y después, ya en la actualidad, solo hay algunas que se mantienen. | Foto: David Castañeda

La contaminación hizo que quedara en el abandono

Lamentablemente el crecimiento de la mancha urbana hizo que el arroyo se contaminara, este arroyo era de vital importancia en la antigüedad, porque  sirvió para dar de beber a los animales y e hidratar a los huertos.

Como se puede ver, este arroyo se contaminó de aguas negras y aunque haya embovedados para separar el arroyo del drenaje la contaminación de propios y ajenos tiene todos los parajes naturales muy sucios y sin posibilidad de usarlos.

Se podría decir que el brillo de El Orito solo queda en el recuerdo de los adultos y en instantes capturados por una lente.

Y que por ahora es solo  un lugar que sirve para aventurarse a conocer los restos de un lejano pasado.

Lamentablemente el crecimiento de la mancha urbana hizo que el arroyo se contaminara. | Foto: David Castañeda.

 

Don`t copy text!