|  

Arrecia la violencia en Zacatecas con más de 100 homicidios al mes

La inseguridad ha sido una constante entre enfrentamientos con grupos criminales.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Foto: cortesía.

ZACATECAS.- De diciembre del 2020 a mayo del 2021, registraron más de 100 homicidios por mes, cantidad que supera los registros de meses  atrás.

Lo anterior, según la última actualización de los datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

De acuerdo con los datos del Sistema, en diciembre del 2020 se registraron 107 homicidios; en enero del 2021 fueron 136; en febrero 108; en marzo 115;  marzo 108; para abril 105 y en mayo 133.

Las cifras de junio y julio aún no se publican.

Anterior a estos meses la cantidad de homicidios  eran inferiores; en noviembre del 2019 se registraron 95; en octubre 74; para septiembre fueron 84.

Mientras que en agosto 79; en julio 75; en junio 87;  en mayo 76, cuando en abril se registraron 65, en marzo 69, en febrero 62 y en enero 47.

Durante 2020 y hasta mayo de 2021, se han registrado en Zacatecas mil 517 homicidios, de los que  mil 250 se consideraron como dolosos.

Es decir, se cometieron con la intención de cometer un delito quitando la vida a otra persona y, por lo general, aunque no en su totalidad, se relacionan con hechos producidos por la delincuencia organizada.

De los mil 517 homicidios, también resalta que para darle muerte a otra persona, en 984 casos se hizo uso de armas de fuego.

La violencia, una constante durante junio y julio

En los meses de junio y julio, la violencia e inseguridad que se vive en todo el territorio estatal ha sido una constante.

De acuerdo con las autoridades, esta situación es derivada de enfrentamientos entre dos grupos criminales.

Quienes han dejado escenas escalofriantes para los zacatecanos en las que se han visto cuerpos colgados de puentes peatonales y cuerpos descuartizados en diferentes puntos del territorio zacatecano.

Incluso médicos han sido víctimas de la delincuencia, como sucedió con la muerte de una doctora que fue baleada al no detenerse en un retén instalado por integrantes de grupos criminales en la carretera Jerez-Valparaíso o de un médico y un paramédico, también en Valparaíso.

La misma suerte corrió un párroco en la comunidad de San Juan Capistrano en Valparaíso, que murió víctima del fuego cruzada en un enfrentamiento entre dos grupos criminales.

Don`t copy text!