Atienden a niños de 4 años víctimas de abuso sexual - Imagen Zacatecas

  |  

El tiempo - Tutiempo.net



Atienden a niños de 4 años víctimas de abuso sexual

Es necesario poner atención al lenguaje corporal de los niños y nunca obligarlos a ser afectuosos con los adultos.

Avatar

   |  14 marzo, 2020

Los comportamientos extraños en los menores podrían delatar la agresión.

Es necesario poner atención al lenguaje corporal de los niños y nunca obligarlos a ser afectuosos con los adultos para poder reconocer casos de acoso o abuso sexual en menores, recomendó María del Rosario Martínez Flores, psicóloga especialista en niños de la Unidad Académica de Psicología de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ).

Mencionó que aunque hay señales como pesadillas, agresividad, falta de apetito e imposibilidad de contener esfínteres, hay casos que no muestran sintomatología, por lo que es necesario que los padres estén atentos a los comportamientos que puedan presentar que no sean comunes en el infante.

Si el niño se muestra inquieto ante alguna persona, ya sea tíos, primos, abuelos, incluso maestros, es necesario preguntar directamente al menor qué es lo que les incomoda de esa persona y crear un ambiente de confianza con ellos, para facilitar la confesión.

En caso de que ya se sepa que el niño está sufriendo de un abuso o acoso, o que se sospeche de ello, hay que llevarlo con un especialista, y si el abuso fue reciente, es necesaria una revisión médica para poder proceder legalmente e incluso atender heridas que se pudieran presentar.

Martínez Flores insistió que se debe crear un ambiente que no victimice al niño por lo que le sucedió, pero también es importante aislar al familiar agresor, hacerle entender al infante que no toda su familia es así, que hay adultos que pueden ser malos, pero hay muchos más que son buenos.

La psicóloga también dijo que Zacatecas es uno de los estados con más índice de abuso sexual en infantes y que puede deberse a que el núcleo familiar es muy amplio, es decir que en una sola casa habitan tíos, abuelos y primos. Esto lleva a que el agresor esté dentro de casa.
Informó que en el estado se atienden casos de niños desde los 4 años y hasta la adolescencia que han sufrido abuso sexual.

Los más pequeños son en su mayoría agredidos por primos mayores o tíos. En los casos de adolescentes son por parte de terceros como profesores o amigos de la familia.

Comentarios

Don`t copy text!