Asesinan a 18 policías en lo que va del 2020 - Imagen Zacatecas

  |  

El tiempo - Tutiempo.net



Asesinan a 18 policías en lo que va del 2020

Todos fueron privados de la vida con armas de grueso calibre y a la fecha no se ha informado sobre la detención de los homicidas.

Avatar

   |  30 noviembre, 2020

En varios enfrentamientos asesinaron a 18 policías. | Fotos: Archivo.

ZACATECAS.- En lo que va del 2020, suman 18 policías asesinados con armas de grueso calibre; no han detenido a los homicidas.

Durante los asesinatos no importó si cumplían con su deber o estaban de descanso, pues igual fueron asesinados.

Los municipios que encabezan las bajas son Pinos y Sombrerete con 4 policías caídos; mientras que en el segundo peldaño están Nochistlán y Guadalupe con 3 uniformados cada uno; aunque el caso más sonado fue el de Juan Aldama, donde asesinaron al director.

La primera emboscada fue el 21 de marzo en Sombrerete, donde los oficiales Patricia; Mayra Angélica; Juan Antonio y Diego Alejandro murieron en el cumplimiento de su deber.

A los policías municipales les arrebataron la vida durante la madrugada de ese sábado en el Barrio Santa Rosa, cuando los elementos estaban en un recorrido de vigilancia.

Sujetos armados dispararon contra la comandancia.

En el lugar, varios vehículos le cerraron el paso a la patrulla número 043, donde viajaban los cuatro oficiales, dos hombres y dos mujeres, uno de los cuales alcanzó a pedir ayuda.

Sin embargo, cuando llegaron las corporaciones de los tres niveles de gobierno, incluyendo el Ejército Mexicano, ya estaban los policías municipales sin vida.

Dos emboscadas, en una el oficial estaba de descanso

A una semana luego del ataque en Sombrerete, en Nochistlán le quitaron la vida a tres uniformados y lesionaron a uno más en una emboscada ocurrida el 29 de marzo.

La tarde de ese sábado los oficiales hacían un recorrido de rutina en la comunidad Tlachichila, donde varios pistoleros aprovecharon para acorralarlos, dispararles y después huir.

La emboscada ocurrió en la calle Marco Huerta, donde quedaron un sinnúmero de casquillos percutidos de varias armas de fuego de grueso calibre.

Después de 4 meses de paz, los disparos para despedir a un elemento más sonaron en Fresnillo, pues el 6 de julio le quitaron la vida a Felipe, alias El Zorro, quien era policía municipal.

Ese lunes, el oficial estaba de descanso y cuando se disponía a llegar a su domicilio en la calle Palomar de la colonia Industrial, varios sujetos armados le dispararon a quemarropa, dejando a Felipe luchando por su vida en el suelo.

A pesar de que llegaron los paramédicos de la Red de Emergencias Médicas de Zacatecas (Remeza), el oficial quedó sin vida cerca del templo de la Divina Providencia.

El día que Zacatecas fue noticia nacional

Una de las noticias que sacudió el Estado y que difundieron por toda la República Mexicana fue cuando un grupo armado llegó a la comandancia de Juan Aldama para quitarle la vida al director de Seguridad Pública municipal.

Los hechos empezaron la noche del 18 de septiembre, tiempo en que secuestraron a un policía y a las 8:30 de la mañana del 19 de septiembre, los pistoleros abrieron fuego en contra de la comandancia.

En dicha lluvia de balas acribillaron a tres elementos, entre ellos el director de Seguridad de Juan Aldama: Ricardo; y otro oficial, cuyos cuerpos quedaron en las instalaciones.

Sin embargo, no es la primera vez que asesinan al director de este municipio, pues el 31 de julio de 2019 también le arrebataron la vida al dirigente de la seguridad en Juan Aldama.

Un mensaje criminal

Apenas se tenía asimilado el hecho sangriento, cuando el 20 de septiembre encontraron a un oficial sin vida en plena colonia Centro de Juan Aldama.

Hallaron el cadáver en la calle Miguel Auza, donde también encontraron dos cartulinas con mensajes de un grupo delincuencial; aunque de este hecho las autoridades no dijeron nada más.

Aunque según versiones de los testigos, el cuerpo era de un hombre y vestía de azul, así como lo hacen los policías municipales, lo que hace suponer que es el secuestrado del viernes 18 de ese mes.

Algunos policías estaban en su día de descanso.

Asimismo, trascendió que la víctima era el subdirector de la corporación; sin embargo, nadie lo confirmó o lo desmintió.

Caen 3 estatales en su día de descanso

Uno de los hechos que más llamaron la atención fue cuando sujetos armados entraron a la curandería Santa Madre, en el municipio de Guadalupe, y acribillaron a 6 elementos que no portaban el uniforme.

El saldo de esa noche del 3 de octubre fue de dos policías estatales sin vida; sin embargo el 5 del mismo mes se informó que la mujer ministerial que los acompañaba también había perdido la vida en el hospital.

Los hechos ocurrieron a las 9:30 de la noche de ese sábado en el restaurante ubicado en la Vialidad Arroyo de la Plata, en el corazón del Pueblo Mágico.

En las primeras averiguaciones de las autoridades aseguraron que eran cuatro pistoleros, quienes sabían que los 6 uniformados estaban en el lugar comiendo, debido que era su día de descanso.

Luego de que se escucharon las ráfagas, los paramédicos de la Cruz Roja se llevaron a dos heridos, pues los otros dos se fueron por sus propios medios a un nosocomio.

Después de unos minutos se confirmó que los agredidos eran uniformados, cinco de la Policía Estatal Preventiva (PEP), dos de ellos sin vida; y una oficial de Investigación, quien en ese momento estaba en el hospital.

En el lugar quedaron muertos Alan y Fernando, ambos primos y policías estatales; mientras que Lupita, de 30 años, perdió la vida, luego de 2 días de estar entubada en un nosocomio.

Cuando se dio a conocer la noticia de la muerte de la uniformada, la comunidad LGBTTTQ se unió al descontento de la sociedad, ya que Lupita era parte del grupo y aseguraron que era una gran mujer.

Caen 4 en el último ataque

La última emboscada de la que se tiene registro ocurrió en Pinos, donde acribillaron a los tripulantes de la patrulla con el número económico 0821 durante la noche del 25 de octubre.

Fuentes cercanas a la información aseguran que los uniformados acudían a un reporte y por ello circulaba sobre la carretera que comunica a Ojuelos.

En la vialidad los interceptaron más de dos camionetas, desde donde empezaron a dispararles, los cuales le arrebataron la vida a cuatro uniformados y un quinto quedó grave en el hospital.

El agente que sobrevivió pudo pedir ayuda. Trascendió que los uniformados no estaban armados.

Lo anterior, debido a que eran parte de Prevención del Delito, tenían 3 meses en la Policía Municipal y carecían su licencia de manejo de armas, por ello no pudieron defenderse.

En este año en que Zacatecas es territorio peleado por dos grandes cárteles del crimen organizado, los ataques a la policía son más frecuentes.

Comentarios

Don`t copy text!