A un año de la elección - Imagen Zacatecas

  |  

El tiempo - Tutiempo.net

A un año de la elección

A un año de la elección

Alejandro Enríquez Suárez del Real

   |  10 junio, 2020

Alejandro Enríquez Suárez del Real.

Dentro de un año estaremos eligiendo gobernador y a otras autoridades en Zacatecas, pero son llamadas elecciones concurrentes, porque elegiremos diputados federales, de esos, que dicen “nos representan en el Congreso federal”, que en realidad sólo representan los intereses de sus partidos, sin importarles un ápice lo que su electorado diga.

La imperiosa necesidad de determinar a quién deben rendirles cuentas (que debiera ser el electorado) y no su partido, hace que la cuestión de elección de candidatos sea, poco transparente y permita esa dependencia a un instituto político.

Si las elecciones en los institutos políticos estuvieran mejor reglamentadas y fueran transparentes, nos ahorraríamos muchos desaguisados, como el famoso chapulineo; es increíble la cantidad de partidos que un político puede tener en su trayectoria. No existe el más mínimo sentido de congruencia o compromiso, eso implica un alto costo a la democracia, por dos vías: la económica y la de credibilidad.

En la vía económica, nos ha costado mucho la gran cantidad de partidos satélite que se han instaurado en nuestro sistema democrático y lo que es peor, sin tener claridad de que representan o defienden; son plataformas débiles, lo importante es la prerrogativa y la negociación, ¿en verdad existirían tantos partidos, si no existiera financiamiento público?

La vía de la credibilidad tiene un costo más elevado y se ve reflejado en el sufragio de la población, existiendo un alto abstencionismo, lo que implica que la decisión queda en una minoría, porque así, no es realmente representativo. Para muestra, el actual gobernador, que de la población total en el estado a él lo eligió aproximadamente el 12 o 15%, dejándole un margen reducido de interlocución y de gobernabilidad, tomando siempre más decisiones políticas, que de gobierno.

No se diga el presidente de la República, que a pesar de ser el presidente que más votos ha recibido, sus simpatizantes no representan ni el 30% de la población total del país, lo que implica generar una división en la toma de decisiones y buscar las alianzas con estos partidos satélites. La situación genera un descredito en los procesos electorales, puesto que, lo que la población define, ellos lo descomponen en sus arreglos en los congresos, muy por afuera de lo decidido por la población.

Tanta ciudadanía cuanto sea posible, tanto gobierno cuanto sea necesario.

*Presidente del Centro Empresarial de Zacatecas, s.p. (COPARMEX)

Comentarios

Don`t copy text!
Cambiar la configuración de la privacidad