|  

El tiempo - Tutiempo.net

Detienen a 45 mujeres normalistas por robar un camión y secuestrar al chofer por 10 días

Las jovencitas llevaban el rostro cubierto.
Facebook / Las jovencitas llevaban el rostro cubierto.

MORELOS.- Un grupo de 45 mujeres estudiantes de la Escuela Normal Rural de Amilcingo, Morelos, robó un autobús de pasajeros y secuestró al chofer durante 10 días. Las jóvenes, quienes iban con el rostro cubierto, fueron detenidas en la autopista Puebla-Atlixco por robar combustible.

El pasado 24 de junio, el camión de la línea de autobuses de pasajeros ORO fue abordado por un grupo de jovencitas de la normal de Amilcingo. Las mujeres se apoderaron de la unidad y secuestraron al conductor.

A partir de ese momento, el representante jurídico de la línea de transportes se puso en contacto con autoridades de la Normal Rural para la devolución del autobús y la liberación del chofer.

El 2 de julio, la compañía perdió contacto con las normalistas. Entonces se presentó una denuncia penal por robo y secuestro.

Caen las normalistas

Reportes de robo de combustible a otras unidades en la carretera Puebla-Atlixco alertó movilizó a las autoridades, quienes ya tenían identificada la unidad gracias al sistema de videovigilancia de Puebla.

A un costado de la carretera, el camión estaba detenido con las normalistas y el chofer secuestrado.

Ante diversos medios de comunicación, las jóvenes han minimizado el caso de privación de la libertad y aceptaron tomar el camión para cumplir un objetivo.

La idea de las normalistas era viajar hasta Guerrero y de regreso por más jóvenes de nuevo ingreso que no tienen recursos para trasladarse.

Carlos fue engañado por una compañera para ser secuestrado y asesinado en Veracruz

VERACRUZ.- El lunes 24 de junio, Carlos salió de la secundaria como cualquier otro día, se dirigía a su casa. Antes de que siguiera su camino, una compañera suya se le acerca y lo invita a la tienda. El hecho fue grabado por las cámaras de seguridad de la escuela y sería la última vez que se vería con vida al adolescente de 13 años.

Con engaños, la jovencita condujo a Carlos Arturo Nájera Verdejo directo a sus verdugos, su madre y padrastro.

Desaparición y desesperación

La familia de Carlos se preocupó, no era común en él llegar tarde y las llamadas telefónicas no entraban a su celular. De pronto, el teléfono suena, pero no era Carlos quien hablaba, era la voz intimidante de un hombre que exigía un pago de 600 pesos.

El pago se hizo de inmediato, pero Carlos no regresó… días después, el teléfono volvió a sonar, esta vez los secuestradores pedían 6 mil pesos. La extorsión se pagó de inmediato y, al igual que la vez anterior, Carlos no apareció.

Los seres queridos de Carlos comenzaron a impacientarse, pues tras ese segundo pago no hubo más contacto con los secuestradores.

Las cámaras de vigilancia serían la pista

Por sus propios medios, la familia de Carlos comenzó una investigación. Revisaron las cámaras de vigilancia de la escuela y ahí, en un monitor de vigilancia, un hilo de esperanza volvió a sus corazones al ver al menor.

En la que sería la última imagen con vida de Carlos, aparecía una de sus compañeras, Rosa Isela, quien parece insistir en que el joven la siguiera a como diera lugar. Después desaparecen de la toma.

De acuerdo con primeras versiones, los familiares de Carlos llegaron a la casa de su compañera para hacerle preguntas para intentar armar un rompecabezas que los ayudara a saber el paradero del menor, pero las respuestas de la niña caían en contradicción una y otra vez.

El mismo caso ocurría con la madre de Rosa Isela, quien comparte el mismo nombre con su hija. Sería esta situación la que llevaría a las dos mujeres a ser sospechosas y, más tarde, que confesaran el secuestro.

Las autoridades de la Unidad Antisecuestros atendieron el caso bajo la denuncia 3920/2019. Con la información obtenida se logró la detención de tres personas: Rosa Isela y su hija adolescente del mismo nombre y su pareja Lorenzo, quien ha sido señalado como autor material del secuestro y asesinato de Carlos junto a su hermano Joaquín, quien está prófugo de la justicia.

Carlos es hallado muerto

El jueves sobre las 12:30 de la tarde se informaría del hallazgo de un cuerpo con señas de tortura en un terreno baldío en la colonia Lomas de Chapultepec, del municipio de Xalapa, Veracruz.

Al día siguiente se daría a conocer que el cuerpo correspondía a Carlos y, según la investigación pericial, había sido asesinado el mismo día que fue privado de su libertad.

Cae Lorenzo, estos fueron los motivos del crimen

La Fiscalía General de Justicia de Veracruz informó que el hombre detenido fue capturado en el municipio de Teocelo, donde había las llamadas para exigir los rescates.

Según versiones oficiales, los culpables habrían secuestrado a Carlos para conseguir dinero y saldar adeudos de drogas con el primer pago de 600 pesos que recibieron.