|  

El tiempo - Tutiempo.net

Detienen a 45 mujeres normalistas por robar un camión y secuestrar al chofer por 10 días

Las jovencitas llevaban el rostro cubierto.
Facebook / Las jovencitas llevaban el rostro cubierto.

MORELOS.- Un grupo de 45 mujeres estudiantes de la Escuela Normal Rural de Amilcingo, Morelos, robó un autobús de pasajeros y secuestró al chofer durante 10 días. Las jóvenes, quienes iban con el rostro cubierto, fueron detenidas en la autopista Puebla-Atlixco por robar combustible.

El pasado 24 de junio, el camión de la línea de autobuses de pasajeros ORO fue abordado por un grupo de jovencitas de la normal de Amilcingo. Las mujeres se apoderaron de la unidad y secuestraron al conductor.

A partir de ese momento, el representante jurídico de la línea de transportes se puso en contacto con autoridades de la Normal Rural para la devolución del autobús y la liberación del chofer.

El 2 de julio, la compañía perdió contacto con las normalistas. Entonces se presentó una denuncia penal por robo y secuestro.

Caen las normalistas

Reportes de robo de combustible a otras unidades en la carretera Puebla-Atlixco alertó movilizó a las autoridades, quienes ya tenían identificada la unidad gracias al sistema de videovigilancia de Puebla.

A un costado de la carretera, el camión estaba detenido con las normalistas y el chofer secuestrado.

Ante diversos medios de comunicación, las jóvenes han minimizado el caso de privación de la libertad y aceptaron tomar el camión para cumplir un objetivo.

La idea de las normalistas era viajar hasta Guerrero y de regreso por más jóvenes de nuevo ingreso que no tienen recursos para trasladarse.

Viven en toque de queda

María Gamboa
María Gamboa / Los vecinos denuncian la venta de alcohol adulterado a menores de edad.

ZACATECAS.- Las colonias Francisco Villa y Tierra y Libertad de Guadalupe son azotadas por la inseguridad cotidiana, la cual aumenta durante el fin de semana y cada vez es más frecuente.

María Elena es una señora de 64 años, y junto a su esposo, comentan que vivir en la primera sección de Tierra y Libertad es una situación sumamente difícil.

Hace algunas semanas, en la misma calle en la que viven, fueron liberadas personas que estaban secuestradas en un domicilio a unos metros de su hogar.

Aunado a ello, en calles contiguas han sido testigos de asesinatos, en donde “los policías llegan solamente para acordonar”.

Las agresiones y asesinatos han ido a la alza, de acuerdo a autoridades de seguridad, mayo se posicionó como el mes más violento de 2019, lo que provoca que en la noche, prácticamente tengan toque de queda.

La mujer se dijo insegura y lamenta el clima de violencia que le tocó vivir a sus nietos.

Durante la entrevista, Joaquín paseaba en bicicleta; sin embargo, sus abuelos no le permitían alejarse demasiado de la casa, por miedo a que “se lleven cosas mientras no están”.

Colonia Francisco Villa

En la colonia Francisco Villa, la señora Martha denuncia que un establecimiento de abarrotes de la avenida 20 de febrero vende bebidas alcohólicas sin permiso y “adulteradas”.

En el sitio, jóvenes comienzan a probar alcohol a edad muy temprana, incluso han sido internados en centros de rehabilitación, comenta.

Aseguró que la situación incrementa durante sábados y domingos, donde los jóvenes suelen reunirse a consumir bebidas alcohólicas.

Compartió su experiencia al ser víctima de un intento de robo, donde trataron de despojarla de varios artículos, entre ellos, una televisión “antigua” pero al ser muy pesada, decidieron dejarla en el sillón.

Sugirieron la construcción de una caseta permanente de vigilancia donde los policías estén cercanos a estas colonias consideradas como focos rojos, por autoridades de seguridad.