|  

¿Qué son los chocohongos? Nueva droga de moda que puede llevar suicidio

Los chocohongos causan efectos similares a los de la droga LSD, por lo que se vuelve adictivo y puede incitar a los jóvenes al suicidio.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Los chocohongos son adquiridos por medio de las redes sociales. | Foto: captura de pantalla.

MÉXICO.- Los chocohongos son una nueva droga de moda, adictiva y de fácil acceso que se ha popularizado entre los jóvenes; pero que puede causar graves daños e incluso el suicidio. 

Se trata de un chocolate preparado a base de hongos alucinógenos que se puede adquirir muy fácil por las redes sociales y que produce efectos similares a los de la droga LSD. 

El Instituto para la Atención y Prevención de las Adicciones de la Ciudad de México explicó que esta preparación psicoactiva es consumida por jóvenes de entre 18 y 25 años.

“Como vienen deshidratados (hongos), los mezclan con chocolate, con una serie de cosas; principalmente los jóvenes entre los 18 y los 25 años, son lo que más incidencia tienen en querer probar este tipo de sustancia psicoactiva, no solamente los hongos alucinógenos, que lamentablemente están de moda,” explicó el subdirector de dicho instituto, José Antonio Alcocer.

De acuerdo con un reportaje de Noticieros Televisa, el hecho de que sean fáciles de adquirir y tengan precios accesibles, de los 450 hasta los 800 pesos, ha provocado que se conviertan en la droga de moda.

Sin embargo, hay varios riesgos en su consumo, por lo que hasta los propios vendedores recomiendan algunas precauciones.

“Nosotros lo que recomendamos siempre es que haya una preparación de 3 a 5 días previos de no consumir carnes rojas,” explica un vendedor.

Los riesgos

La experta en drogas Aida Verónica Rodríguez explicó que este tipo de drogas produce efectos similares a los de la LSD.

Por lo que se advierte que las personas que los consumen pueden llegar al suicidio o la muerte por sobredosis. 

Además de padecer, debilitación de músculos, baja presión arterial, dolores abdominales, vómito y diarrea.

Los consumidores “refieren que ven los sonidos y alcanzan a escuchar los colores, pierden la concentración de la realidad, pueden tener ansiedad, depresión, alteraciones, miedos, fobias,” explicó Verónica Rodríguez.

Don`t copy text!