|  

Burrolandia, el refugio que rescata y cuida a burritos maltratados

En el lugar busca preservar al burro mexicano, pues se encuentra en peligro de extinción.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Los burritos viven felices y plenos en el lugar. | Foto: cortesía.

CIUDAD DE MÉXICO.- En el municipio de Otumba, cerca de las Pirámides de Teotihuacán, se encuentra Burrolandia, un proyecto creado en 2006 que busca preservar al burro mexicano, el cual suele ser víctima de maltrato y abandono, además de que está en peligro de extinción.

Actualmente, en el lugar hay 60 animales, entre ellos también hay caballos y mulas; éstos pueden ser visitados a cambio de una cuota de 100 pesos, la cual se destina a alimento y cuidado de sus cuadrúpedos.

Orígenes de Burrolandia

El proyecto comenzó en 2006, solo con 2 burritos rescatados de lugares donde los maltrataban; uno de los motivos más fuertes para que los encargados emprendieran este albergue fue que los asnos ya son especies en peligro de extinción.

“Los últimos censos de burros en México indicaban que en el año 1991 había una población de un millón 500 mil burros, desafortunadamente su población ha disminuido de forma alarmante: se estima que solo quedan menos de 300 mil”, escribieron en sus redes sociales.

La mayoría de los ejemplares han sido rescatados de maltratos, mataderos y abandonos; asimismo, algunos han nacido dentro del lugar, sin embargo se trata de la minoría.

También aceptan a burritos que son donados por sus propietarios que ya no cuentan con los recursos suficientes para cuidarlos y alimentarlos.

Este proyecto se maneja como un proyecto de turismo de preservación, todas las ganancias producidas son para el beneficio de los burritos.

¿Cómo puedes visitar el lugar?

El albergue está ubicado en la Calle Estación 6, en la cabecera municipal de Otumba, Edomex; a tan solo 10 minutos de las Pirámides de Teotihuacán.

Necesitas hacer una reservación previa al 55 4926 7362; los encargados te pedirán la fecha en la que quieres llegar y el número de personas interesadas.

La visita tiene una duración de una hora; además de pasar el tiempo con los animalitos, también te explican su origen y llegada a México, así como la historia de cada uno de los rescatados.

Don`t copy text!