La moral y la ética - Imagen Zacatecas

  |  

El tiempo - Tutiempo.net



La moral y la ética

La moral y la ética

Gerardo Luna Tumoine

   |  6 abril, 2021

Gerardo Luna Tumoine.

En las diversas tradiciones religiosas la ética surge de la fe en una creencia. Sin embargo, también podemos referirnos a una ética secular. De ahí que en México, por ejemplo, está en discusión lo que es un estado laico y la libertad religiosa. Es una línea muy delgada entre lo público y lo privado, la ética abarca a toda la humanidad, porque todos los 7 mil millones de seres humanos que vivimos hoy en día somos esencialmente iguales, y tenemos que vivir juntos.

A lo largo de la historia, nos hemos visto envueltos en la guerra y la violencia, en el desacuerdo y la intolerancia, hemos invertimos tiempo, esfuerzo y dinero en el desarrollo de armas, algo muy desafortunado. Los científicos señalan que dependemos de la comunidad en la que vivimos y tenemos una preocupación natural por sus miembros, es por eso que en este tiempo de elecciones es fundamental saber a quién le damos el voto.

A veces, nuestro sentido de la preocupación por la comunidad en general, ha disminuido y nos hemos centrado en un grupo más reducido en términos de “nosotros” y “ellos”o también en decir que somos de uno u otro partido político. Esto nos ha llevado a luchar y a a agredir, a discriminar y hacer intolerantes unos a otros. Pero hoy no hay motivos para pensar en ‘nosotros’ y ‘ellos’. Todos los seres humanos no sólo tenemos que vivir juntos, sino que tenemos que ayudarnos mutuamente. Desde este punto de vista, la ética implica ocuparse de toda la humanidad aquí y ahora. No se trata de Dios, de Buda, de Jehová, significa considerar a todos los seres humanos como nuestros hermanos y hermanas. Se trata de cultivar la ética secular.

Hoy en día, además de nuestros problemas generales, tenemos que hacer frente a amenazas como la enfermedad y la vejez  que nos afectan a todos. En tales circunstancias, es importante que aprendamos a convivir feliz y pacíficamente. No tenemos necesidad, por ejemplo, de vivir el conflicto, ni de crear problemas. Necesitamos vivir en paz, conscientes de la unidad de la humanidad. Tenemos un gran potencial para promover un amplio reconocimiento de la hermandad humana.

Lo que quiero destacar es que la ética arraigada en el sentido de la unidad de la humanidad es una fuente de felicidad. La intolerancia está desfasada, debemos ser resilientes ante al vida, debemos de crear más oportunidades para que todos podamos practicar la ética secular.

Mi admiración a los profesionales de la medicina y la enfermería han atendido y practicado la ética médica al servicio a las personas es esta pandemia.

Comentarios

Don`t copy text!