Regreso a clases que no servirá de mucho - Imagen Zacatecas

  |  

El tiempo - Tutiempo.net

Regreso a clases que no servirá de mucho

Regreso a clases que no servirá de mucho

Eduardo Ruiz-Healy

   |  25 agosto, 2020

Eduardo Ruiz-Healy.

Más de 30 mil 400 niños y jóvenes regresaron ayer a clases; sin embargo, no presencialmente porque todos se quedaron en casa debido a la pandemia de Covid-19. Todos, excepto los que fueron llevados a Palacio Nacional para servir de extras en la ceremonia que para la ocasión organizó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Para empezar, hay que felicitar al secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán, por haber impedido que casi 30.5 millones de estudiantes regresaran a sus escuelas y pusieran en riesgo su salud junto con las de sus maestros, los trabajadores administrativos y de intendencia de las escuelas y los adultos con quienes viven la mayoría de ellos.

A partir de ayer, supuestamente aprenderán cosas nuevas desde sus casas 4 millones 780 mil 787 alumnos de preescolar; 13 millones 972 mil 269 de primaria; 6 millones 473 mil 608 de secundaria; y 5 millones 239 mil 675 de bachillerato. Recibirán sus lecciones a través de televisión, radio e internet gracias al programa denominado Aprende en Casa II, el cual, al igual que el I, no servirá de gran cosa.

Como ocurre cuando hay cualquier tipo de crisis, son los que menos tienen quienes más resienten sus efectos.
Son los niños pobres los que viven en casas o departamentos pequeños en donde el hacinamiento de sus moradores impide crear un ambiente adecuado que promueva el aprendizaje. ¿Cuántos niños y jóvenes no tienen un espacio adecuado en dónde estudiar?

Y si bien, el 93% de los hogares del país tiene al menos un televisor, solo el 73% de los hogares tiene un aparato capaz de captar las señales digitales por las que se difunden las clases.

Supongamos que el 100% de los hogares tuviera una tele, ¿qué garantiza que los estudiantes puedan ver sus clases a distancia? ¿Cuántos de sus familiares aceptarán dejar de ver sus programas favoritos con tal de que el niño o joven vea sus lecciones?
En lo que al internet se refiere, en el 55% de los hogares no hay una computadora, por lo que los estudiantes que ahí viven tendrán que asistir a clases vía TV.

Finalmente, si los adultos de un hogar trabajan todo el día, ¿quién verificará que los estudiantes vean su tele o computadora? Aprende en Casa II no contribuirá gran cosa a ampliar los de por sí ya débiles conocimientos que poseen los estudiantes mexicanos.

El programa disminuirá los sentimientos de aislamiento en un niño que extrañe a sus amigos y el ambiente de su escuela, y podrá contribuir a generar en él un sentido de disciplina, método y rutina sólo si los adultos en casa contribuyen de lleno a su proceso educativo.

*Twitter: @ruizhealy

Comentarios

Don`t copy text!
Cambiar la configuración de la privacidad