|  

El tiempo - Tutiempo.net

Los autos chocolate

Los autos chocolate

Alejandro Enríquez Suárez del Real

   |  22 octubre, 2019

Los autos chocolate

La semana pasada en un acto sorpresivo y contrario al compromiso del secretario de Hacienda, se modificó un artículo transitorio de la Ley de Ingresos de la Federación, en la que se incluye la posibilidad de regularizar los conocidos autos “chocolate”.

Regularizar la mercancía que ha entrado de manera ilegal en el país es un mensaje poco acertado, porque promueve el incumplimiento a la ley, pero sobre todo se demuestra en este país que incumplir la ley es mejor que cumplirla.

La afectación no es sólo al estado de derecho (por el mensaje), sino a la economía formal e incluso, a la recaudación tanto en impuesto sobre la renta, como al valor agregado y automóviles nuevos.

La economía del sector automotriz se vería gravemente afectada, en sus ventas y por ende en su estructura, que en un efecto dominó, comprometería la recaudación en este sector, para incidir después en la hacienda pública y el desarrollo sano de las finanzas nacionales.

Por mandato de ley, el gobierno debe cumplir y hacer cumplir la ley y no buscar generar resquicios legales, para que los traficantes de mercancía ilegal hagan su agosto, apegados a mecanismos impulsados desde el sector gubernamental.

El cumplimiento de la ley deberá ser una prioridad de la actual administración; los legisladores federales deberían comprometerse con su país y con sus conciudadanos. Tener una alta responsabilidad es deber honrarla y no buscar sólo mecanismos de aplausos y complacencias populares.

Los legisladores federales deberían despertar la creatividad, por buscar cómo debe incluirse la informalidad en la economía que contribuye a la hacienda, dando incentivos o generando mecanismos para que sean incluidos y sus contribuciones sean en beneficio de todos y no sólo de unos cuantos.

La propuesta de Coparmex va enfocada claramente: que quienes poseen estos vehículos, entreguen esta mercancía ilegal y puedan hacerse de un auto nuevo, con el que contribuirán a la hacienda pública y repercutirán en la economía formal, generando crecimiento económico y un mejor país.

La ilegalidad no debe ser premiada; por el contrario debe castigarse con severidad, para que así todos estemos dentro del marco de la ley.

Tanta ciudadanía cuanto sea posible, tanto gobierno cuanto sea necesario.

*Presidente del Centro Empresarial de Zacatecas, s.p. (COPARMEX)

Comentarios

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.