×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Arterias
Vetas creativas inexploradas
Alvaro Octavio Lara Huerta 08-07-2015 21:25 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Cortesía / La escritura de cuentos fantásticos y de misterio son los géneros que nos hacen enfrentar nuestra realidad, nuestros miedos, lo inexplorado.
En un país lacerado por la violencia que ha desatado uno de los episodios más sangrientos de su historia, con tremendas desigualdades económicas y por supuesto de oportunidades, un sistema político desquebrajado e inoperante pareciera ser la descripción de una catástrofe y realmente lo es.

Sin embargo, lejos del derrotismo y el simple inventario de esta desgracia existe una sociedad profundamente creativa empapada de tradición, de arte y con un fuerte ímpetu de recuperación.

Ante este sombrío escenario, hemos descubierto con intensa sorpresa una veta creativa inexplorada repleta de nuevas voces que exploran diferentes mundos y realidades.

El reciente proyecto del Premio Nacional de Cuento Fantástico Amparo Dávila fue esa llave que liberó la genialidad de los jóvenes mexicanos que claman por ser escuchados y por encontrar plataformas de expresión.

En el análisis de los textos recibidos, más de 3 mil, encontramos nuevos universos, muchos de ellos con la intención de generar, modificar y mejorar esta tortuosa realidad.

La fantasía es la herramienta para explorar, escapar e imaginar lo (im)posible. Se ha brindado un espacio para ser, para experimentar, para destruir una actualidad que tiene infinitas caras.

Este ambiente de “conflicto” encuentra en la literatura la gran oportunidad para dar salida a todos estos sentimientos e imaginarios, que viven en las mentes de la juventud mexicana.

Este momento es imperdible para quien encuentre en la creatividad su forma de vida, el hecho de ser sacudido y despojado de los derechos y plataformas para la expresión solo alimenta la calidad y la fuerza de los productos artísticos.

Es por eso que es tan importante para las instituciones encontrar estas vetas creativas e impulsar proyectos que den salida a la creación, mediante canales de comunicación para establecer empatía y contribuir a las conversaciones sociales más intensas a través de la literatura o cualquier disciplina artística.

La accesibilidad de expresión permitió obras más ricas, donde la fantasía y el misterio nos permite llegar a la catarsis, incluso en la ira de situaciones y esto es una nueva plataforma para presionar sobre los debates, así como llevar los proyectos culturales más cerca del público.

Realmente, esta es una prueba de cómo se debe actuar ante la espeluznante realidad no sólo de México sino del mundo entero. Con acciones como esta damos salida creativa al dolor y la zozobra.

La fantasía y misterio son los géneros que nos exigen enfrentar nuestros miedos e identificar cicatrices, son vehículos para la comprensión de nuestro temor. Los mundos que crean eco y están profundamente arraigadas en la realidad.

Es tiempo de proporcionar medios de expresión para esas miles de voces que permanecen creando, susurrando, imaginando.

Es otra prueba tácita del gran talento que existe en nuestro país y también un interrogante para el trabajo de muchas instituciones culturales, que no han podido dar salida a este potencial artístico.