×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Foro Joven
Transición
Jessica González 13-10-2016 19:03 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




El uso de combustibles fósiles en México poco a poco se ha visto reducido y sustituido por energías alternas como la generación de electricidad por celdas solares o el calentamiento de agua por colectores, que son los más comunes en los hogares. Dependiendo del estado, el avance en la implementación de este tipo de energías es diferente; en lugares como Veracruz y Oaxaca la producción de energía dada por biomasa y aspas eólicas, respectivamente, es significativa, mientras que el uso de biocombustibles o autos híbridos se da en ciudades más grandes como Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey. 

En Zacatecas la historia sobre el uso de energías alternas es un tanto diferente, quizá por el poco interés que las últimas administraciones han puesto sobre el tema. Sin embargo, y aunque pareciera lo contrario, la introducción de nuevas energías existe. En algunas regiones del estado, los tractores se utilizan con mezclas de biodiesel entre el 5 y el 20%, además se instalan granjas de celdas solares para la generación autónoma de electricidad en comunidades en las que la distribución por CFE se complica. Estas actividades, entre otras, reflejan el desarrollo en el ámbito de energías no convencionales dentro del estado. 

Hace dos semanas, se dio la noticia del inicio del proyecto más grande a instalarse en Zacatecas para generación de energía; se trata del Parque Eólico La Bufa, que pretende hacer uso de más de 90 generadores eólicos en una superficie que cubrirá varios municipios del estado. Este proyecto implica el aprovechamiento del enorme potencial que tiene la región de producir energía con fuentes renovables. Si bien la energía producida será utilizada por una parte de Zacatecas, la mayor parte será distribuida a otro estado, con lo que se contribuye también a la generación de energía nacional. 

Lo que queda por hacer en el campo de energías alternas es mucho, Zacatecas es un infante contra otros estados mexicanos, y más aún contra países en los que las metas y políticas energéticas aspiran al uso energético total a partir de fuentes renovables, pero el desarrollo que existe es bueno, se ve estable y se espera que sea cada vez mayor, por el bien del lugar donde vivimos, y de las personas que lo habitamos.