×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Salud
?El arroz que comemos podría estar contaminado
Natalia Olivares 01-08-2015 13:13 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Cortesía / Se recomienda mayor cuidado si el arroz es un alimento cotidiano en la dieta. Foto: Pixabay.
Uno de los cereales más consumidos en todo el mundo es el arroz.

Es un alimento básico en la dieta de muchas personas alrededor del mundo, sobre todo en Asia, y también es muy consumido por las personas intolerantes al gluten del trigo, cebada, centeno y avena.

Como consecuencia de la contaminación que afecta a las zonas de cultivo de arroz, este cereal se ha visto afectado por grandes cantidades de arsénico, sustancia tóxica para el ser humano.

¿Qué es el arsénico?

Es un elemento tóxico usualmente unido a otros elementos en forma de compuestos químicos. Puede ser encontrado en el medio ambiente de forma natural, sin embargo la contaminación actual contribuye a su aumento.

Se conocen dos tipos:

•    Inorgánico: forma más tóxica que se encuentra disuelta en el agua o presente en las rocas y en la tierra.

•    Orgánico: presente en los tejidos de plantas y animales.

¿Cuáles son las consecuencias del arsénico en la salud?

El consumo de arsénico inorgánico a largo plazo, puede incrementar el riesgo de sufrir enfermedades crónicas como el cáncer, la diabetes tipo 2 o incluso enfermedades cardíacas.

De igual manera, los vasos sanguíneos pueden ser estrechados o bloqueados, generando distintas enfermedades vasculares y causar hipertensión, lo que se traduce en incremento de los niveles de presión arterial.

El consumo de arsénico afecta también a las células nerviosas, provocando una pérdida de la concentración y de la memoria, perjudicando funciones cerebrales y reduciendo la inteligencia y adaptabilidad social.

En último lugar, varios estudios han confirmado que la ingesta excesiva de arsénico durante el embarazo, podría perjudicar irreparablemente al bebé.

Observación: La cantidad de arsénico que se encuentra en los alimentos suele ser muy baja, casi imperceptible, motivo por el cual los síntomas suelen tardar en aparecer.

¿De qué manera ingerimos arsénico?

La mayoría de las bebidas y alimentos que consumimos tienen pequeñas cantidades de arsénico.

Un ejemplo se encuentra en los mariscos y pescados que contienen arsénico orgánico, la forma menos tóxica.

En las zonas donde no hay acceso al agua potable, la población suele ingerir agua contaminada con grandes cantidades de arsénico inorgánico.

Sin embargo, el arroz es el alimento con mayor concentración de este elemento, así como todos los productos derivados de él.

¿Por qué el arroz contiene más arsénico que otros alimentos?

El arsénico inorgánico se encuentra naturalmente en la tierra y en las rocas, pero este se ha incrementado debido a la contaminación.

Los insecticidas, fertilizantes, pesticidas y los desechos industriales entre otros, han contribuido significativamente a su concentración en el medio ambiente.

Los pesticidas, insecticidas, fertilizantes, residuos y desechos industriales y un largo etcétera contribuyen significativamente a la concentración de arsénico en el medio ambiente.

Del mismo modo, logra filtrarse en el suelo, y logra alcanzar las reservas encontradas en aguas subterráneas así como otro tipo de depósitos de agua.

De esta manera, los arrozales, al requerir un riego abundante, absorben grandes cantidades de agua contaminadas.

Además, se debe tomar en cuenta que el arroz absorbe mayores cantidades de arsénico en comparación con otros productos, así sea del agua de riego, de la tierra e incluso del agua ya contaminada que es usada para cocinarse.

¿Es posible reducir la cantidad de arsénico del arroz?

Una manera para reducir la cantidad de arsénico en el arroz, es lavándolo y cocinándolo con mucha agua limpia que no se encuentre contaminada.

Siempre se debe intentar adquirir arroz blanco en lugar de arroz moreno, ya que este último tiene una mayor concentración de arsénico inorgánico.

De igual forma, el arroz cultivado en las estaciones secas tiene una mayor concentración de arsénico como consecuencia de la contaminación del agua utilizada para su irrigación.

Vale la pena destacar que el arroz aromático contiene menos cantidades de arsénico que el arroz convencional.

¿Debo preocuparme por consumir arroz con arsénico?

Por supuesto, el arsénico es una sustancia que podría poner en riesgo la vida, ya que es muy tóxica, sobre todo en las personas que suelen comerlo en grandes cantidades.

Se debe tener cuidado con los productos que son derivados del arroz y que son usados en la alimentación de los niños o para aquellas personas que son intolerantes al gluten de ciertos cereales.

El jarabe de arroz, es un ingrediente encontrado en aquellos productos elaborados especialmente para bebés, e increíblemente el contenido de arsénico es muy elevado.

Al consumir arroz casualmente, y teniendo una dieta rica y balanceada, no debes tener motivos para alarmarte.

Si por el contrario, el arroz es uno de tus alimentos más importantes, y lo consumes en abundancia, debes poner atención especial sobre el origen del producto y lavarlo lo mejor posible antes de cocinarlo.

Fuente: http://nutricionsinmas.com