×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



La participación ciudadana
Alejandro Enríquez Suárez del Real
~
09 de Enero del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Las fechas son una época ideal para la verdadera reconciliación; sin entrar en temas religiosos, a la sociedad nos urge una verdadera reconciliación con nuestras autoridades y con la sociedad misma.

 A este entendimiento, los sociólogos le llaman “reconstrucción del tejido social”, fenómeno que es de verdadera prioridad y urgencia, porque estamos dolidos y agraviados, principalmente por la clase política, pero en general por nosotros mismos.

La urgencia por esta reconstrucción del tejido social o reconciliación se debe a muchos factores, pero principalmente a la desigualdad social, derivada de las inadecuadas políticas públicas, que permiten que el lugar donde se nace, sea un factor determinante para alcanzar o no el desarrollo.

En pocas palabras reconstruir el tejido social deberá venir desde la propia sociedad, no podemos esperar que la clase gobernante lo haga, porque está más que demostrado que su único interés ha sido debilitarlo para así tenernos divididos, lo que les permite lograr más fácil sus objetivos al no encontraran resistencia alguna.

La reconstrucción del tejido social es una prioridad para la clase empresarial, asumiendo la responsabilidad que ha tenido en llevar la desigualdad social al extremo de hoy en día, pero no podemos permitirnos seguir en estas circunstancias, por el contrario es una afrenta como persona y como mexicano ver el dolor y clamor social y no hacer nada; la situación nos exige mayor compromiso para con nuestros semejantes, tanto al interior de la propia empresa, como fuera de ella.

¿Cómo podemos tener reconciliación o reconstrucción del tejido social de manera eficiente y permanente? La solución es más simple de lo que parece, lo que implica complejidad será su implementación.

La solución está en manos de todos: la participación ciudadana es la clave y solución para abatir la desigualdad social; pero ¿cómo hacerlo? ¿cómo y dónde participar? ¿que sí está bien hacer y qué no? ¿Seguir con programas ciudadanos de asistencialismo o programas de incentivar sectores productivos?

El reto es grande, implica un verdadero compromiso consigo mismo y con la sociedad, la primera respuesta es la clave para avanzar en la reconciliación o reconstrucción del tejido social; no debemos dejar este desafío para después, postergarlo es postergar la igualdad social, que nos permitirá a todos vivir mejor y en armonía.

*Presidente del Centro Empresarial de Zacatecas s.p.  (Coparmex).