×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Necesario, invertir en los jóvenes
Rafael Sánchez Andrade 18-09-2017 00:00 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) dio a conocer las Perspectivas económicas de América Latina 2017, en este documento se plasma la necesidad de invertir en el desarrollo de las competencias de los jóvenes, como una alternativa para incentivar el crecimiento económico. Se enfatiza que el crecimiento ha sido negativo en el 2015 y 2016, aunque se estima que repunte ligeramente en el 2017. A continuación mencionaré algunas aportaciones de este documento:
Se considera que América Latina y el Caribe es una región joven, la cual tiene una cuarta parte de la población entre 15 y 29 años, esta ventaja demográfica se debe aprovechar incluyendo a los jóvenes en el desarrollo económico, político y social. 
Los trabajos que los jóvenes tienen en general son menos productivos, más inseguros y de menor salario comparándolo con lo que reciben en los países de la OCDE. Se destaca la dificultad que tienen los jóvenes de condiciones socioeconómicas menos favorecidas, así explican que a los 15 años, casi siete de cada diez jóvenes que viven en hogares de pobreza moderada están en la escuela, sin embargo, a los 29 años, casi tres de cada diez no tiene empleo, no estudian, ni reciben capacitación, otros cuatro trabajan en el sector informal, solo dos trabajan en el sector formal y el restante estudia y trabaja o solo estudia. También se menciona que uno de cada cinco jóvenes no tiene empleo, no estudia, ni recibe capacitación, sumando en total casi 30 millones en esta situación.
Lograr retener a los jóvenes en las Escuelas de Educación Media Superior y Superior debe ser una prioridad, así como potenciar el desarrollo de habilidades y competencias técnicas, profesionales y administrativas de mediano y alto nivel. Es necesario ampliar y/o mejorar la oferta de capacitación para desarrollar las competencias técnicas a los alumnos que dejaron la secundaria y media superior. 
Otro de los aspectos que se destaca es la poca pertinencia de la educación, pocos estudiantes de educación superior se dedican a las ciencias, tecnologías, ingenierías y matemáticas, las cuales están asociadas con mayores ingresos.
Para desarrollar las competencias que las empresas requieren de los egresados es necesario articular la oferta educativa con sus necesidades, es decir, las escuelas deben realizar sus estudios de factibilidad y viabilidad cada dos años para identificar la pertinencia de sus carreras, cuáles liquidar y en su caso cuáles ofertar.