[VIDEO] Mujer tose intencionalmente en la cara de otra persona; la condenan a un mes de prisión - Imagen Zacatecas

  |  

El tiempo - Tutiempo.net



[VIDEO] Mujer tose intencionalmente en la cara de otra persona; la condenan a un mes de prisión

La mujer tampoco portaba el cubrebocas.

Redacción Zacatecas

   |  11 abril, 2021

En el video, se ve cómo la mujer se acerca a toser a la persona que graba. | Foto: captura de pantalla.

ESTADOS UNIDOS.- Sentenciaron a una mujer en Florida a 30 días de prisión luego de toser intencionalmente en la cara de una clienta; los hechos sucedieron en junio del año pasado y la familia continúa sufriendo consecuencias por las acciones de la mujer.

El momento fue captado por la cámara de la afectada; rápidamente se viralizó.

Además de los 30 días en prisión, Debra Hunter debió pagar una multa de 500 dólares, cumplir 6 meses de libertad condicional y asistir a una evaluación de salud mental y manejo de la ira; asimismo, tuvo que cubrir los costos de la prueba Covid-19 de la afectada.

Los hechos sucedieron en una tienda que vende productos de decoración del hogar; la víctima responde al nombre de Heather Sprague, quien dijo al juez haber sufrido momentos de angustia, pues creía haber contraído el Covid-19 tras el percance con Debra.

Afortunadamente para ambas, la prueba de Sprague resultó negativa, pues de otra manera, la condena de Hunter hubiera sido más grave.

Te presentamos el video:

La familia Hunter continúa sufriendo consecuencias

El esposo de Hunter argumentó al juez que ese día habían tenido todo tipo de dificultades, por los que Debra no se encontraba en su mejor momento.

“Fue como inflar aire en un globo, y finalmente llegó al punto en que ya no podía soportar más aire“, explicó el esposo de Hunter  a la corte.

A pesar de cumplir con la condena impuesta por la ley, la familia Hunter sigue pasándola mal debido a las acciones de Debra, quien ha declarado que se arrepiente de sus acciones.

También confesó que sus hijos son los más afectados, pues han perdido amigos y ya no desean salir de su casa.

“Observo cómo mis hijos bajan la cabeza y giran en la dirección opuesta, para que no los reconozcan ni se acerquen a ellos y sé exactamente lo que están sintiendo porque yo hago lo mismo”, explicó la mujer al juez.

Comentarios
Don`t copy text!