|  

¿Por qué este 3 de mayo se celebra el Día de la Santa Cruz?

La costumbre es adornar cruces con listones y papeles coloridos.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

MÉXICO.- El Día de la Santa Cruz es una festividad religiosa que se festeja anualmente el 3 de mayo en algunos países del mundo, cuyo origen se remonta al antiguo Jerusalén. 

En el caso de México, en este día también se realizan diversos eventos para celebrar a los trabajadores de la construcción; pero, ¿Cuál es el origen de estas celebraciones?

Día de la Santa Cruz

El origen de este día se remonta a los inicios del siglo IV cuando el pagano Constantino se preparaba para enfrentar una batalla contra el emperador Majencio, quien perseguía a los cristianos.

Se dice que previo a la batalla, Constantino tuvo un sueño en el que vio una cruz luminosa suspendida y que aseguró que una voz le dijo en latín “Con este signo vencerás”.

Tras la visión, se usó el signo de la cruz en las banderas de sus batallones y logró salir victorioso de su enfrentamiento contra Majencio. Posteriormente, consiguió hacerse emperador y detuvo las persecuciones en contra de los cristianos.

Se realiza este festejo el 3 de mayo debido a que Elena, la madre de Constantino, pidió ayuda a su hijo para emprender el viaje a Jerusalén para buscar la cruz en la que murió Cristo y fue en esta fecha; pero del año 326 cuando finalmente descubrió las tres cruces.

Ante el hallazgo de las tres cruces, se dice que, para saber cuál fue la cruz en la que murió Cristo, Elena ordenó acercar el cuerpo de una persona que acaba de morir por cada una de las cruces y al llegar a la cruz donde murió Cristo, el muerto resucitó. Confirmando así el hallazgo de la reliquia sagrada. Cabe mencionar que por estos hechos, Elena fue canonizada tras su muerte.

Día del Albañil

El origen de esta celebración no está muy claro, sin embargo, el motivo sí está confirmado, pues los trabajadores de la construcción pertenecientes a la fe cristiana agradecen por un año más de trabajo y piden ayuda divina para evitar cualquier tipo de accidente en su lugar de trabajo.

Como parte de las celebraciones, los albañiles acostumbren a realizar una misa de acción de gracias dentro del espacio donde se realiza la construcción.

Posteriormente, se realiza una comida y una fiesta que, la mayoría de veces es patrocinada por el contratista o por el dueño de la obra.

Don`t copy text!