¿Por qué es malo usar el celular en el baño? - Imagen Zacatecas

  |  

El tiempo - Tutiempo.net



¿Por qué es malo usar el celular en el baño?

El radio de contaminación se amplia con cada descarga, prácticamente hay agua sucia del inodoro cubriendo cada superficie del baño

Redacción Zacatecas

   |  29 octubre, 2019

baño
¿Por qué es malo usar el celular en el baño?

MÉXICO.- Tu teléfono inteligente podría albergar sinnúmero de bacterias dañinas, pues tiene aproximadamente 60 veces más de las que tiene un inodoro, de acuerdo a un estudio publicado por Mashable.

La microbióloga de Colombia del programa de enfermería de la Universidad Manuel Beltrán, alertó sobre el uso del teléfono en espacios como los baños, ya que puede favorecer la proliferación de microorganismos y generar enfermedades.

“Lo que no se ve no se siente” no aplica en este caso, puesto que, dejar el teléfono en cualquier parte pareciera inofensivo, no lo es; podrías enfermarte debido a los gérmenes que migran de la materia fecal en las tazas, hasta llegar a tus manos,o incluso a tu rostro; lo peor de todo es que ni siquiera son tus gérmenes.

Los baños, especialmente los públicos, están cubiertos de gérmenes de la materia fecal. Es común recargar bolsos, carteras, teléfonos en las distintas superficies del baño.

Estudios recientes demuestran que aproximadamente el 25% de bolsos que circulan,tienen restos de excremento simplemente por haber estado apoyadas en alguna superficie de baño.

“Allí habitan gérmenes patógenos y bacterias entéricas (del tracto intestinal), que provienen principalmente de la materia fecal”, explicó el profesor de microbiología Charles Gerba, de la Universidad de Arizona.

De acuerdo a los expertos, las superficies más contaminadas en un baño, son las perillas de la puerta, la manija del inodoro y el piso.

Las manos son el medio de transporte de las bacterias a todas partes,sobre todo al teléfono, pues están expuestas a los baños y otros lugares poco higiénicos.

 

¿Por qué hay bacterias en todas partes en el baño?

“Cuando bajas el agua del inodoro, el agua con heces y orina se rocía a unos dos metros en todas direcciones“, explicó Kelly Reynolds, profesora de salud ambiental de la Universidad de Arizona.

El radio de contaminación se amplia con cada descarga, prácticamente hay agua sucia del inodoro cubriendo cada superficie del baño, especialmente lo que esté más cercano, como el dispensador del papel higiénico, uno de los lugares favoritos de las personas para recargar el celular en los baños públicos.

 

Las bacterias y las enfermedades

Entre las bacterias más comunes se encuentran el norovirus (responsable de los brotes de gastroenteritis por intoxicación alimentaria), salmonella o escherichia coli. Según los expertos, han habido brotes de shigella, hepatitis A, SARM, estreptococo, y gastroenteritis común, todos asociados con baños públicos. Por otro lado, la orina es peligrosa también, ya que puede transmitir conjuntivitis e infecciones respiratorias al lograr contacto con la cara, los ojos, la nariz o la boca. Lamentablemente, el uso del celular durante la visita al baño no colabora para evitarlo.

 

Recomendaciones para evitarlo

“Llevar el teléfono al baño es como no haberse lavado las manos”.

“Si el baño es la raíz del problema, la mejor solución es mantener el teléfono en la cartera y lejos del inodoro”, expresó el especialista Charles Gerba.

Si se está en un baño del que se sabe que hay buena limpieza entonces la preocupación no es tanta, pero, de todas formas, cada vez que se descarga el agua, se produce una propagación de los gérmenes en un radio de dos metros en todas las direcciones.

En definitiva,si no puedes evitar llevar contigo tu celular al baño, para evitar infecciones, lo adecuado es limpiar el teléfono mediante paños desinfectantes, casi con la misma frecuencia con la que laves tus manos.

Limpiar el teléfono a menudo, por lo menos una vez al día, sobre todo después de acudir a baños públicos te evitará contraer enfermedades o propagarlas.

 

Comentarios

Don`t copy text!
Cambiar la configuración de la privacidad