|  

El tiempo - Tutiempo.net

Jornadas largas, turnos de noche e irregulares facilitan la aparición de cáncer

Un estudio revela que las largas jornadas, turnos de noche e irregulares facilitan la aparición de cáncer.

Redacción Zacatecas

   |  11 noviembre, 2019

cáncer-horarios-trabajo

El cuerpo es un reloj y esta forma de vida impacta en él.

CIUDAD DE MÉXICO.- Turnos nocturnos, jornadas largas, horarios irregulares, pueden provocar implicaciones negativas para la salud e incluso aumentar el riesgo de desarrollar cáncer.

Científicos del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) dio a conocer que el estudio demuestra que el cuerpo humano es como un reloj. Los ritmos del sueño y de la alimentación inciden de una forma evidente en nuestra salud.

El estudio, se realizó en 2016 pero que ahora vuelve a tener plena vigencia por los cambios en nuestra forma de vida. Señala que impacta de forma radical en el reloj circadiano del cuerpo, lo que conduce al deterioro de dos genes supresores de tumores. Pueden estimular el crecimiento de células cancerosas.

El estudio realizado por Thales Papagiannakopoulos, del Instituto Koch para la Investigación Integral del Cáncer de la MIT, logró encontrar un vínculo. Entre el trabajo de turno nocturno rotativo y más riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular, cáncer de pulmón, entre otros por jornadas de noche.

Impacto del sueño podría desencadenar enfermedades

El impacto en el sueño de las personas que tienen este tipo de vida es evidente, aunque las pruebas se realizaron con ratones.

Un grupo de estos, fue expuesto a un horario normal de luz/oscuridad que involucró 12 horas de luz seguidas de 12 horas de oscuridad. El otro siguió un cronograma de “desfase de horario”, que implicó la exposición a ocho horas adicionales de luz cada dos o tres días.

Los investigadores señalan que el horario del desfase simuló la interrupción del ritmo circadiano que los humanos experimentan cuando trabajan turnos nocturnos o viajan a través de diferentes zonas horarias. Luego, “eliminaron” los genes Bmal2 y Per2 de ratones y los expusieron a horarios normales de luz/oscuridad. Es una investigación adicional, los investigadores descubrieron que los genes se regulan cuando ocurre la producción de proteína c-myc, conocida por promover el crecimiento de cáncer.

El equipo explicó que cuando estos genes se alteran, se acumula c-myc, lo que desencadena un aumento en el metabolismo celular, el crecimiento y la división. Esto puede impulsar el desarrollo del cáncer.

Además de respaldar sus hallazgos, al analizar muestras de tumores de pulmón humano, los investigadores identificaron niveles significativamente más bajos de expresión de los genes Bmal1 y Per2. Así como una mejor expresión de otros genes que regulan el ritmo cardiano.

Comentarios

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.