|  

Don Felipe terminó la carrera a los 84 años en Puebla; conoce su historia

Don Felipe Espinosa culminó la carrera como Ingeniero en Procesos y Gestión Industrial a sus 84 años de edad.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

PUEBLA.- Don Felipe, un hombre de 84 años, se convirtió en la persona de mayor edad que se titula en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP).

Mientras vendía verduras en el Mercado de Tecapa, Felipe Espinosa a la edad de 79 años decidió al fin cumplir el sueño que por décadas anheló.

Fueron cuatro años de un ritual que iniciaba a las 4:30 de la mañana para iniciar el camino que en casi dos horas lo llevaría hasta la universidad.

Su deseo de tener una carrera comenzó en 1973, mientras guiaba el vaivén de una escoba para asear una empresa petroquímica y ganarse el sustento.

Don Felipe logró culminar sus estudios y piensa en seguir con la maestría.

Descubrió entonces cuánto le gustaba los procesos que sucedían en ella, por lo que quiso conocer más de las ciencias exactas.

Sin embargo las necesidades eran más grandes que los gustos y debió postergar esta meta para llevar comida a su hogar. Y así poder brindar la educación que él no podía tener a sus cinco hijos.

Aunque en 2017 se presentó la oportunidad de matricularse en la carrera de Ingeniería en Procesos y Gestión Industrial, para la que le era requerido tener conocimiento básico de matemáticas y físico.

Así como saber utilizar las tecnologías de información o leer en inglés. Tras cumplir con el trámite fue aceptado y ahora, a pesar de la pandemia y los cambios académicos, logró culminar sus estudios y piensa en seguir con la maestría.

“Le tiene usted que echar ganas, como dicen: Si es uno chango viejo, hay que hacer ‘maromas’ nuevas y allí se iguala usted con los jóvenes. La superación del humano está en la mente, es una cosa muy grande la mente”, consideró Don Felipe, quien cuando iba a la Universidad no llevaba mochila, sino un costal para cargar sus implementos escolares.

Antes de estudiar y antes de vender verdura, Don Felipe se ganaba la vida en el campo, también de obrero. Y hace más de 50 años formó parte del Ejército Mexicano, pues entró a la institución en 1962.

Luego de una vida laboral tan activa, Don Felipe entró al recinto para aprender.

Logística Inversa, Ecuaciones Diferenciales, Ingeniería de Métodos, Razonamiento Algorítmico o Teoría de Sistemas.

Pero Don Felipe llevó su poder universitario más allá de las aulas. En 2020 participó en una mega marcha con más de 100 mil estudiantes que en marzo pidieron justicia por el asesinato de compañeros de la UPAEP, en Huejotzingo.

Si bien tomaba dos camiones diario y hacía casi dos horas de trayecto para aprender, el ímpetu de Don Felipe por aprender y por solidarizarse con la comunidad estudiantil a la que pertenece se convirtieron en sus enseñanzas para el mundo.

Don`t copy text!